La peor temporada de calamar de la historia

Posted on

image

Así definen en el sector potero la zafra de 2016. Los excelentes precios que alcanzó el illex no pueden ser aprovechados por la escasez de recursos, que atribuyen al fenómeno de El Niño, aunque sin campañas ello no se puede corroborar. Preocupan la pesca ilegal y un posible charteo.

Las estadísticas de economía pesquera muestran desde hace varios años cómo el calamar se ha transformado en el patito feo del sector, siendo las bajas capturas y la caída en las ventas los indicadores más habituales. Según datos oficiales las ventas en el primer trimestre de 2016 cayeron un 47,4% en comparación con igual período del año pasado. La única buena noticia relativa es el precio, que ha subido notablemente: mientras que en mayo de 2015 se pagaba a razón de 900 dólares la tonelada de entero, este año se paga 1.700 dólares. Hace tiempo que el calamar parece sufrir siempre algún problema; el de hoy es la falta de recurso. A ello debe sumarse la falta de una política pesquera para el sector, tanto para su desarrollo como para combatir la pesca ilegal en la milla 201. Por otra parte, la intención de la actual gestión encabezada por Tomás Gerpe de revivir el charteo preocupa a los actores de la actividad, que ya elevaron notas al funcionario y al Consejo Federal Pesquero.

Las bajas capturas de calamar se han dado este año en todas las pesquerías; fracasó la temporada en Perú y también en Asia, hecho que se atribuye a las consecuencias de la corriente de El Niño. Es por eso que en los mercados cotiza tan bien el illex, llegando a pagarse 3.500 dólares la tonelada de vaina.

En el ámbito local no es demasiada la información con la que se cuenta para encontrar una explicación a la ausencia del molusco. La falta de campañas de evaluación durante más de dos años, gracias a la bochornosa actitud de los tripulantes del INIDEP, destruyó una serie histórica de la que se enorgullecía el Programa de Cefalópodos del Instituto.

Hoy la base de datos exclusiva del Grupo de Cefalópodos son los partes de pesca de aquellos buques que mandan rigurosamente la información y de los datos suministrados por observadores a bordo en siete mareas de las que participaron.

Del análisis de esa información surgió que hasta el 16 de mayo las capturas registradas alcanzaron las 43.336 toneladas. En total participaron durante este lapso 61 buques de los cuales 59 capturaron en la zona Sur 25.821 toneladas, con un promedio de capturas de 11,41 toneladas diarias. Con iguales rendimientos en la Unidad Norte, con 57 buques, se capturaron 17.515 toneladas del stock bonaerense-norpatagónico en maduración incipiente.

En este 2016 las capturas comenzaron siendo de 11 toneladas diarias y ahora rozan apenas las 6 toneladas. que no alcanzan siquiera a cubrir los costos. Con este panorama muchas empresas comenzaron a dar por terminada la temporada porque mantener los barcos en la zona de pesca les genera deudas.

La ausencia de política pesquera, principalmente para el sector potero, no es nueva. En 2012, cuando Miguel Bustamante asumió como subsecretario de Pesca, se comprometió a generar un plan de manejo a cuatro años, que nunca se concretó. Ahora la nueva gestión, con Tomás Gerpe como Autoridad de Aplicación, prometió la creación de una nueva Comisión con representantes del ámbito público, investigadores y actores del sector potero; pero en el primer semestre no hubo avances al respecto.

La única intervención del Subsecretario de Pesca fueron las declaraciones a REVISTA PUERTO anunciando que se contemplaría la implementación del charteo  y la emisión de un comunicado oficial respecto de la pesca ilegal de calamar en la milla 201, en el que se pondera la entrega de un mapa de nuestra Zona Económica Exclusiva al Buró de Pesca chino.

“El director General del Buró de la Pesca del Ministerio de Agricultura de China (MOA), Zhao Xingwu, puso a disposición el sistema de posicionamiento satelital de su flota pesquera internacional, mientras que el subsecretario Gerpe hizo entrega del mapa detallado de la Zona Económica Exclusiva Argentina, para que sea divulgado entre las empresas pesqueras chinas que operan en alta mar”, señala textualmente el comunicado.

Por otra parte la manifiesta intención de Gerpe de revivir el charteo preocupa seriamente a los actores de la actividad, que ya han elevado una nota al funcionario y al Consejo Federal Pesquero solicitando que se tenga en cuenta la opinión de los empresarios poteros, quienes consideran una nueva apertura al charteo, en este momento, como la estocada final para el sector.

Cuando en febrero le preguntamos tanto a Tomás Gerpe como a Ricardo Negri, secretario de Agroindustria, cuál era la política que pensaban desarrollar para la pesquería de calamar, nos respondieron: “No tenemos ninguna política específica salvo tomar los 20 poteros”, haciendo referencia al preacuerdo firmado por la anterior gestión con China.

Al profundizar sobre el tema señalaron que este acuerdo había que analizarlo: “Tendremos que ver si seguimos con el gobierno chino o si lo ampliamos a otras flotas. En su momento también se habló de modernización de la flota y estamos viendo de armar un plan de mediano y largo plazo. Eso es lo que tenemos, pero específicamente sobre poteros, en concreto, no tenemos nada”.

A seis meses y medio de gestión lo único que ha avanzado es la preocupación de los armadores, que han decidido interpelar a la Autoridad de Aplicación para que defina cuál será el camino que piensa tomar, si es que toman alguno.

Fuente: Karina Fernández, Especial Revista Puerto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s