Hablar a tiempo nos sana (por Bernardo Stamateas)

Posted on Actualizado enn

bernardo-stamateasCada domingo, en este sitio, vamos a compartir reflexiones de este reconocida y apreciada persona de nuestro tiempo.

Desde Amanecer Deseado Noticias, agradecemos a su producción por permitirnos publicar semanalmente una selección de pensamientos de Bernardo, quien es Licenciado en Psicología, Sexólogo Clínico, Escritor Best Seller y Conferencista Internacional.

A veces, cuando estamos muy enojados, tenemos un sentimiento de bronca que parece desbordarnos. Las broncas acumuladas se terminan alojando en el cuerpo y causando enfermedades, por lo que es muy importante poder erradicar de nuestro cuerpo y de nuestras emociones la bronca.

Hace algún tiempo un psiquiatra observó que cuando a ciertos soldados se les daba una orden, ellos cumplían lo que se les ordenaba, pero tardaban mucho tiempo en realizar la tarea encomendada. Así descubrió que una forma de reaccionar frente a las órdenes era reprimir la bronca y más tarde pasar la factura por detrás. Esto es lo que hacen determinadas personas cuando dicen: “no pasó nada, está todo bien”, pero finalmente, terminan reflejándose en su cara su malestar. Lo que sucede generalmente es que estas personas tienen miedo de enfrentar la situación y exponer su enojo, tienen miedo de decir qué les molestó, y lo que hacen es guardar la bronca para evitar peleas o discusiones.

En la mayoría de los casos son los varones los que reaccionan así, ya que no todos son de verbalizar aquello que verdaderamente les molesta.

Algunas señales de que tenemos broncas guardadas son:
• El silencio que castiga
• Llegar tarde
• Posponer o hacer las cosas lentas
• Olvidos
• Hablar con ironía

Tenemos que comenzar a decir con valentía y tranquilidad lo que queremos, lo que deseamos, y también lo que nos molesta y cómo queremos que nos traten.

Algunos tips para expresar nuestros deseos de manera correcta:
• Preguntar, no afirmar.
• Cambiar la queja por el anhelo.

¿Cómo hacemos para despojarnos de las broncas cuando sabemos que no nos escuchan y no tenemos respuestas?

Básicamente hay cuatro caminos para reaccionar cuando estamos enojados:
Ser pasivo: Acumular las broncas hasta explotar.
Ser pasivo agresivo: Acumular la bronca y luego pasar la factura.
Explotar.
Hablar: Este es el único camino positivo.

Es necesario que aprendamos a hablar en lugar de exigir, de quejarnos o acumular broncas hasta explotar. Debemos lograr exponer aquello que nos está pasando, cómo nos estamos sintiendo frente a una determinada situación que nos repercute directamente. Para eso, lo mejor es esperar a estar tranquilos, y comenzar a hablar sobre lo que nos molesta sin levantar la voz y sin agredir. Necesitamos ser capaces de esperar el momento indicado.

Tenemos que recuperar el poder de la palabra. Como lo hemos dicho muchas veces, “nos curamos hablando”, y también recomponemos relaciones cuando exponemos qué es lo que nos está molestando. Si logramos verbalizar nuestros sentimientos con calma, seguramente los resultados van a ser 100% favorables.

Si tenés alguna inquietud, podés escribirme a bernardoresponde@gmail.com

Acerca de Bernardo Stamateas 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s