El INTA participó de la 1° Exposición Latinoamericana de Corriedale

Posted on Actualizado enn

expo_latam_corriedaleConvocados por la Asociación Argentina de Criadores de Corriedale, técnicos de las estaciones experimentales Santa Cruz y Valle inferior de INTA participaron de la 1° Exposición Latinoamericana de Corriedale, realizada entre los días 29 de septiembre y 3 de octubre en Bordeu, Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires.

Del 29 de septiembre al 3 de octubre, la ciudad de Bahía Blanca fue sede de la 1° Exposición Latinoamericana de Corriedale, realizada en el marco de la 132° Exposición Nacional de Ganadería e Industria organizada por la Sociedad Rural local. A este importante evento fuimos convocados por la Asociación Argentina de Criadores de Corriedale (AACC) con dos objetivos fundamentales: por un lado, medir características asociadas con la producción de carne y lana de los animales ingresados, y por el otro, presentar el “Programa de mejoramiento genético para la raza Corriedale en Patagonia” que ejecutamos desde el año 2014 bajo un convenio INTA-AACC.

El proyecto, que cuenta con el apoyo institucional de la Sociedad Rural de Río Gallegos, pretende mejorar el desempeño productivo de las majadas Corriedale haciendo hincapié en variables directamente vinculadas con la producción de carne y lana. Para esto, se implementó el uso de medidas objetivas sobre características heredables, y el uso  de la evaluación genética Pro-Ovino como complemento de la inspección visual en la selección de reproductores.

En el inicio, el proyecto contaba con 6 participantes, llegando a 14 luego de tres años de ejecución, dentro de los cuales se encuentra aproximadamente el 80% de los criadores de planteles puros de pedigrí santacruceños. A su vez, la mayoría de los criadores evalúan sus planteles comerciales con el objetivo de seleccionar con mayor exactitud los carneros de reposición para sus majadas, quedando en la mayoría de los casos un grupo de carneros evaluados y que son comercializados con otros productores ganaderos aumentando el impacto, que podríamos llamar indirecto, del programa.

expo_latam_corriedale00Hoy tenemos más de 5000 animales evaluados con registros de producción, algunos a su vez con información genealógica (se conocen padre y madre o solamente padre)  que además de los claros beneficios para el criador, permite agregar nueva información que posibilita el estudio de las relaciones entre las distintas características, algo que resulta fundamental para mejorar el Pro-Ovino, que es el servicio de evaluación genética para rumiantes menores desarrollado por INTA en forma conjunta con distintas asociaciones de criadores.

El programa plantea que cada usuario decida sobre cuál o cuáles características avanzar de acuerdo a su situación particular y al objetivo de mejora previa y claramente definido. Luego se inicia un proceso que dura alrededor de 14 meses dentro del cual se realizan distintas mediciones de características de interés comercial vinculadas con la producción de carne y lana, a lo que se suman los registros genealógicos. En cuanto a las características vinculadas con la producción de carne, medimos peso corporal al destete (±100 días desde el nacimiento) y a primera esquila (entre 10 meses y un año), finalizando con la medición de profundidad del ojo de bife y el espesor de grasa dorsal mediante ecografía (entre 13 y 15 meses). Las principales  características que contemplamos para mejorar la producción de lana son peso de vellón sucio, rinde y finura, a lo que se suma el largo de mecha y una medida de la variación de la finura de las fibras que componen la muestra. El análisis de las muestras de lana se realiza en el Laboratorio de Lanas del Consejo Agrario Provincial, donde también se carga la información a Pro-Ovino para generar el informe al criador.

El proceso concluye cuando el productor finalmente clasifica sus reproductores y define sus animales de reposición y venta utilizando la información generada como complemento de la inspección visual. Solo a modo de ejemplo, si un productor decide aumentar el peso corporal al destete y selecciona carneros utilizando como único criterio la inspección visual, en general se acepta que tendrá un 30% de éxito, es decir que solo 3 de 10 carneros que elija le servirán finalmente ir hacia su objetivo. Si como complemento a lo anterior incorpora la evaluación genética construida a partir de las mediciones de las características antes mencionadas, la exactitud aumenta a un 60%, y si además se conocen el padre y la madre de cada candidato evaluado, y se suma la información de medios hermanos medidos, se pueden alcanzar exactitudes mayores al 85%. De esta forma aumenta significativamente la exactitud en la estimación del mérito genético del animal, y con ello la velocidad de progreso anual dentro de la majada, acortando a su vez el tiempo necesario para alcanzar los objetivos perseguidos.

Esta es la forma en la cual se realiza la selección de los reproductores en países de referencia mundial en producción ovina, y el INTA tiene una propuesta para los criadores de planteles puros de pedigrí y planteles comerciales en Argentina y para las distintas razas. Hoy estamos adecuamos nuestro modelo a las necesidades de los criadores de Corriedale de Patagonia, agregando a las mediciones existentes, peso corporal al destete, profundidad de ojo de bife y espesor de grasa dorsal, todas heredables (se transmiten de una generación a la siguiente) y relevantes en un esquema de producción de carne ya que permiten mejorar la cantidad y la calidad producida anualmente desde nuestra región. Esto impacta directamente sobre los ingresos y la sostenibilidad económica de las empresas ganaderas e industrias procesadoras, y colabora para que Santa Cruz siga produciendo un cordero de calidad mundialmente reconocida, manteniéndola como la principal provincia productora de carne ovina de Argentina, y la que más volumen aporta al total exportado por nuestro país.

Este proyecto lo ejecutamos en forma conjunta con las estancias y cabañas Laguna Colorada, Coy Aike, Cóndor, El Cazador, Las vegas, Glencross, Tres Cardos, El Renuevo, Punta Loyola, Moy Aike Chico, Moy Aike Grande, La Josefina, Fortitudo y Floradora.

Queremos expresar nuestro reconocimiento a los criadores de Corriedale de Bahía Blanca, a la AACC por darnos la posibilidad de compartir nuestro trabajo, a la Sociedad Rural de Río Gallegos por impulsar permanentemente este proyecto, y a los técnicos del laboratorio de lanas del Consejo Agrario Provincial por la realización de los análisis y carga de datos.

Por último, queremos agradecer a Rafael Savino, Vicepresidente 1° de la AACC, a Liliana Fernández, Gregory y Brian Aldridge de estancia Laguna Colorada, y a Rodrigo Garcia Patella de estancia y cabaña Coy Aike, por la colaboración en la toma de datos durante la esta importante exposición.

Fuente: Emilio Hernan RIVERA, Maria Virginia STURZENBAUM, Juan Mauricio ALVAREZ – INTA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s