​Informe final sobre la temporada 2016 de calamar

Posted on Actualizado enn


El INIDEP dio a conocer la evaluación sobre el total de buques dentro y fuera de la ZEE. Informaron escasez de datos sobre captura de extranjeros y por la suspensión de la campaña del stock norte que impidió corroborar el dato alarmante de un escape del 15% cuando el recomendado es de 40%.
A partir de la evaluación final de la temporada de calamar, el INIDEP dio a conocer las capturas totales dentro y fuera de la Zona Económica Exclusiva (ZEE), estimadas en 99.700 toneladas de las cuales 56.845 toneladas corresponden a la flota nacional, contando poteros y arrastreros. Si bien los datos no se pudieron corroborar por suspenderse la campaña de abril, el escape estimado se encuentra muy por debajo del recomendado históricamente por el Programa de Cefalópodos para garantizar los desoves que abastecerán de calamares la próxima temporada.

Las responsables del Programa Calamar del INIDEP presentaron al Consejo Federal Pesquero los resultados del seguimiento de la pesquería durante el año 2016, desde su inicio el 28 de enero hasta el último día el 1 de septiembre. Analizaron los datos disponibles de captura, esfuerzo, muestreo biológico y área de operaciones de las flotas potera y arrastrera. También estimaron las capturas realizada por la flota extranjera en el área de Malvinas y fuera de la Zona Económica Exclusiva.

La flota potera estuvo compuesta por 63 buques que realizaron 188 mareas en las que produjeron 53.869 toneladas, con capturas diarias de 8,87 toneladas. El 52% de las capturas (28.000 t) se produjeron a partir de abril en la Unidad de Manejo Norte, donde operaron 61 barcos con rendimientos diarios de 7,39 toneladas. Las 25.869 toneladas restantes las pescaron 59 poteros en la Unidad Sur entre febrero y principio de abril con rendimientos por día de 11,34 toneladas. Los arrastreros argentinos capturaron 2.976 toneladas de las cuales el 57% (1.689 t) fueron obtenidas al sur del paralelo de 44º, principalmente durante febrero.

Se estimó que en el Área Adyacente a la Zona Económica Exclusiva de Argentina, al sur de los 44º, entre las semanas 1 y 27 operaron hasta 260 buques poteros y al norte 90 barcos que estuvieron en la zona entre las semanas 3 y 20.  El número de barcos y su permanencia en la zona es el único dato con el que cuenta el Programa sobre la flota extranjera.

Los datos de captura de esta flota, informaron las biólogas, tienen un “alto nivel de incertidumbre debido a la falta de datos certeros sobre los rendimientos en ambas regiones, aunque la información disponible indica que se registraron valores bajos” y estimaron que fluctuó entre 15.000 y 25.000 toneladas al sur y entre 25.000 y 40.000 al norte del paralelo de 44ºS.

Las capturas de la flota extranjera dentro de nuestra ZEE –es decir, barcos licenciados por Malvinas y de Uruguay–, alcanzaron las 2.373 toneladas para los primeros con 66 buques y 482 los segundos operando en la Zona Común de Pesca. La cifra total, tomando los valores más bajos estimados para la flota extranjera fuera de ZEE, se calculó en 99.700 toneladas.

El INIDEP, cuando desarrolló un programa de evaluación a partir del trabajo de Norma Brunetti que logró completar series históricas mayores a 10 años, construidas con datos de la flota comercial, de Malvinas y de las campañas de evaluación, estimó en 40% el escape necesario para garantizar la presencia de calamar al año siguiente.

En el Informe Final de la Temporada 2016, Marcela Ivanovic presentó las estimaciones que pudo realizar a partir de los datos de la flota comercial. Al inicio de la temporada el número de ejemplares se estimó en 913 millones (118.649 toneladas) y “el escape alcanzado al finalizar la semana 21 fue estimado en 15,85%”, señaló Ivanovic. Pero aportando un poco de tranquilidad aclaró que “debido a  la cancelación de la campaña de evaluación de reclutas norte, no se contó con la estimación de abundancia poblacional inicial que validaría estos resultados”.

El panorama para la próxima temporada de calamar es completamente incierto. El escape que pudo corroborar el programa de investigación es muy bajo y no estarían garantizados los desoves para una buena temporada 2017. La suspensión de la campaña de abril agregó incertidumbre, porque no se pudo corroborar si ese porcentaje era mayor o menor. A juzgar por los datos biológicos y de administración, solo se puede albergar alguna esperanza en las variables ambientales que impactan directamente sobre la vida y distribución del molusco; si el próximo año son favorables, el escenario no será tan trágico como muestran los números de la evaluación final de la temporada.

Datos de observadores

De las 188 mareas que se realizaron en 16 se contó con observadores a bordo, que tomaron 445 muestras (66.667 ejemplares) de las que se concluyó que durante febrero y hasta comienzo de marzo las capturas efectuadas sobre la plataforma interna entre los paralelos 46ºS y 48ºS recayeron exclusivamente sobre los Desovantes de Verano. En la plataforma externa se capturó Sudpatagónico y a mediados de marzo, cuando la flota se dirigió hacia el norte del 46ºS, se capturó Bonaerense-norpatagónico hasta principio de julio, cuando la flota operó entre los paralelos de 44ºS y 37ºS.

Fuente: Karina Fernández – Revista Puerto 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s