Acciones y pasivo ambiental. YPF: Los activos por resolver de Santa Cruz equivalen a casi dos Presupuestos provinciales

Posted on Actualizado enn

Petroleo-PozoAl momento de la prorroga de las concesiones, Santa Cruz acordo el pago de las acciones que tiene en la empresa petrolera a cambio de un plazo mayor en el control de la operadora sobre los yacimientos santacruceños. En tanto el inventario del pasivo ambiental fue tasado en unos 3.500 millones de dolares y nunca fue resuelto. Un activo de casi 3.900 millones de dolares que la provincia tiene sin resolver con la operadora y el Gobierno Nacional.

Por Irene Stur irenestur@hotmail.com – Twitter: @irestur

En noviembre de 2012, Santa Cruz acordó con la operadora ya estatizada YPF y con el Gobierno Nacional la prórroga de las concesiones en los yacimientos santacruceños y también el pago del 5,22% de las acciones sindicadas que expropió la Nación y repartió entre las provincias petroleras.

Con este acuerdo, que consistió en un alargamiento en 15 años de la extensión de la concesión y un pago en efectivo, que se concretó en cuotas de 60 millones de dólares a cambio de la cancelación de las acciones que en aquel momento equivalían a unos 500 millones de dólares.

En la actualidad, la empresa ha perdido valor y está tasada en unos 7.300 millones de dólares, por lo que la tenencia accionaria de Santa Cruz equivale a unos 380 millones de moneda estadounidense.

En aquel acuerdo de prórroga se inició el proceso de traspaso de la transferencia de acciones, en el marco del Pacto Federal firmado en agosto de 2012. En su momento se señaló que todas las concesiones que están por fuera de la Ley 3.117 “se acordaron en función de este traspaso”, dijo el Gobierno Provincial.

En aquella oportunidad se aclaró que la transferencia efectiva de las acciones (hasta la actualidad la posesión la sigue teniendo la Nación y también el manejo de los dividendos) se dará, “por parte de la Nación una vez culminado el proceso de expropiación con Repsol”, proceso que culminó, pero sin embargo la posesión del paquete accionario santacruceño no fue transferida a la provincia.

Esas “concesiones” por fuera de la ley marco fueron varias:

– La extensión de las áreas en vez de hacerse sólo por 10 años, se hizo sumando otros 15 años, totalizando 25 años de plazo. Aunque el canon de prórroga fijado sólo abarcó los primeros diez años.

– Si el barril supera los 70 dólares, YPF no deberá pagar la regalía por “renta extraordinaria” que se fijó en la ley en un 30%, y continuará, por lo tanto, liquidando el 15% (12+3) como ocurre al día de hoy.

– El monto final del canon de prórroga no sólo fue fijado por los primeros 10 años y no por los 25 que durará la extensión, sino que el valor acordado fue, incluso, inferior al previsto según la fórmula establecida por la ley.

Esta planteaba un canon de entre 350 y 400 millones de dólares y el acuerdo fue por 201 millones de dólares. Pero además el Gobierno Provincial, en el acuerdo firmado con Nación, también se comprometió a pagar, (y lo viene haciendo desde aquella fecha) 60 cuotas iguales y consecutivas de 1 millón de dólares cada una, en efectivo.

Esta cuota se descuenta mensualmente del pago mensual por 27 millones de dólares que realiza en concepto del canon, YPF. Esto, en un todo, debía ser valuado por una comisión técnica bipartita (Nación-Provincia), la que debería fijar el valor entre lo que hubiese sido el monto real que Santa Cruz debería haber percibido en concepto de canon y el valor a pagar por las acciones que lo fijó el acuerdo alcanzado por Repsol.

Ya en 2014, el por entonces jefe de Gabinete del Gobierno Provincial, Ariel Ivovich aseguraba que “el canon por los 25 años, más los otros beneficios, descontado lo que ya se le pagó YPF, daría un saldo a favor de Santa Cruz de unos 200 millones de dólares”.

Por esos días Ivovich resaltaba que Santa Cruz había recuperado un activo financiero que no se tenía luego de la extinción de las regalías mal liquidadas que se cobraron en épocas de Néstor Kirchner. Pero lo real es que nunca se pudo saber si se arribó a una compensación final entre ambos Estados en el seno de esta comisión técnica, que a ciencia cierta, también se ignora si alguna vez se reunió.

Pasivo ambiental Iniciado cuando el Gobierno Nacional tomó la decisión, en 2011, de expropiar el 51% de las acciones de YPF a Repsol, la provincia de Santa Cruz hizo un detallado inventario del pasivo ambiental que se produjo por la actividad petrolera en la últimas cuatro décadas.

Gran parte del mismo era obligación de la entonces Repsol YPF remediarlo, pero nunca se realizó. A mediados del 2012, antes de que se llegara a la renegociación de las áreas, el entonces director Zona Norte de Medio Ambiente, hoy intendente de Pico Truncado, Omar Fernández, revelaba que el inventario había arrojado la friolera cifra de 3.500 millones de dólares a favor de Santa Cruz. Pero en el acuerdo de prórroga hubo mención a ese trabajo y sólo se convino una inversión en remediación muy inferior a lo determinado.

En diciembre 2013, quien era el gobernador, Daniel Peralta, señalaba que “más de cuarenta años de explotación petrolera dejaron mucho daño, especialmente en el flanco norte de Santa Cruz”.

Y reconocía que no había existido ninguna resolución sobre el inventario determinado: “Fueron 3.500 millones de dólares que nos dio el pasivo a nosotros y estamos dispuestos a discutirlo”, señalaba en Puerto Santa Cruz y recordaba que dicho reclamo se le había entregado en mano al entonces director por el Estado Nacional en YPF y ministro de Economía, Axel Kicillof. Incluso en octubre de 2014 fue la UCR, a través de los entonces diputados provinciales Estela Maris Bubola y Héctor Roquel (hoy diputado nacional) quienes solicitaron a la Fiscalía de Estado de la provincia que iniciara de manera urgente las acciones necesarias para el cobro del pasivo ambiental de YPF, pero hasta donde se conoce, esto nunca ocurrió. Así, de esta forma suman casi 3.900 millones de dólares (unos 59.800 millones de pesos) los que Santa Cruz tiene a su favor en la relación con YPF y con el Estado Nacional.

Esa friolera de cifra equivale a casi dos presupuestos anuales de Santa Cruz, casi 9 veces el déficit anual fijado para este año, y tres masas salariales completas entre pasivos y activos de la Administración Pública Provincial.

Fuente: Diario La Opinión Austral

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s