El arrepentimiento (por Bernardo Stamateas – @BerStamateas )

Posted on Actualizado enn

bernardo-stamateasCada domingo, en este sitio, vamos a compartir reflexiones de este reconocida y apreciada persona de nuestro tiempo.

Desde Amanecer Deseado Noticias, agradecemos a su producción por permitirnos publicar semanalmente una selección de pensamientos de Bernardo, quien es Licenciado en Psicología, Sexólogo Clínico, Escritor Best Seller y Conferencista Internacional.

En algún momento todos nos hemos arrepentido de alguna decisión que tomamos o de algo que dijimos. Arrepentirse es cambiar de opinión o de dirección. Arrepentirse quiere decir “aprender del error”. Todos cometemos errores e inmediatamente nos sentimos mal, ¿no es así? Ahora, si aprendemos algo de ese error, entonces logramos cambiar nuestra conducta, y al aprender crecemos.

Cometo un error → Me siento mal → Aprendo de ese error → Mi conducta cambia

Cuatro cosas que parecen arrepentimiento pero en realidad no lo son:

1. Sentir dolor. Si yo engaño a mi pareja y me siento mal o si cometo un error y después me siento triste, ¡eso no es arrepentimiento! Arrepentirse siempre implica aprender del error.

2. Confesar. Confesar algo tampoco es arrepentirse, porque puedo confesar y no haber aprendido, no haber cambiado mi conducta. Arrepentimiento es cambio de mentalidad, cambio de conducta.

3. Castigarse. Lastimarse, castigarse, condenarse no es arrepentimiento. Judas vendió a Jesús y se ahorcó. ¿Se arrepintió? ¡No!, solamente se castigó.

4. Reparación. Si por ejemplo, maltraté a mi pareja y después le compro flores para reparar el maltrato, eso no es arrepentimiento. Podemos hacer mil regalos y nunca cambiar de conducta.

Para tener en cuenta:
Excepto aprender, el golpeador tiene todas las siguientes conductas:
• Siente dolor, llora.
• Confiesa. Dice: “¡Mi amor, te pegué…! ¡Perdoname!”.
• Se castiga y exclama: “¡No sirvo para nada!”.
• Le trae flores.
¡Pero al otro día vuelve a golpear a su mujer!

Cada error tiene su ganancia
El que dice que no se arrepiente de nada es narcisista, porque no puede ver sus errores, y el que se arrepiente de todo se está poniendo en víctima, porque todos hicimos cosas malas pero también hicimos cosas buenas. ¡Nadie tiene que arrepentirse de todo y nadie tiene que arrepentirse de nada!

No aprender de nuestros errores nos lleva a repetirlos una y otra vez. La vida se trata de ensayos y errores, porque todos nos equivocamos y nos equivocaremos, pero tenemos que aprender a transformar cada error en aprendizaje.

Cuando nos va muy bien en la vida tenemos que cuidarnos de no “creérnosla”, porque tener problemas nos mantiene más alertas a lo que sucede a nuestro alrededor, pero cuando estamos muy bien y la vida nos sonríe, solemos cometer errores porque estamos “distraídos”.
Qué hacer cuando cometemos un error

Cuando nos equivocamos debemos hacernos cargo de lo que hicimos y aprender hacia adelante; cuando cometemos un error y aprendemos de él, ese error nos cambia la forma de vida, nos cambia la conducta, y es entonces cuando realmente crecemos. Podemos caer, pero siempre vamos a levantarnos, y ese aprendizaje va a ser el escalón que nos eleve al próximo nivel. ¡Si logramos aprender de él, después de todo error viene un gran éxito!

Si tenés alguna inquietud, podés escribirme a bernardoresponde@gmail.com

Acerca de Bernardo Stamateas http://www.stamateas.com/bio.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s