El fenómeno comenzó a fines del año pasado: La provincia de Santa Cruz atraviesa un período extraordinariamente seco

Posted on Actualizado enn

sc-lago-roca-sequia
Lago Roca en Estancia Nibepo Aike, el bajo nivel excepcional de las aguas permitió la creación de un puente natural para cruzarlo a pie (PN Los Glaciares).

El INTA Santa Cruz informó que la sequía es consecuencia de una importante disminución en las precipitaciones junto a un incremento en las temperaturas. Este escenario impacta negativamente en la producción de forraje de los pastizales naturales y afecta a la actividad agropecuaria.

La provincia de Santa Cruz atraviesa, desde noviembre de 2015, un período extraordinariamente seco. Principalmente, como consecuencia de una importante disminución de las precipitaciones tanto en forma de lluvias como nieve, así como por un incremento en las temperaturas medias de casi todos los meses, en especial de invierno y primavera. Este escenario impacta negativamente en la productividad de los pastizales naturales, lo que afecta a la actividad agropecuaria.

De acuerdo a dos informes difundidos esta semana por la Estación Experimental Agropecuaria (EEA) del INTA Santa Cruz, la mayor parte de la provincia se encontró con un importante déficit hídrico. La mayor parte del territorio registró para el período enero-noviembre de 2016 entre un 25% y un 50% de las precipitaciones medias de los años del 2000-2015.

Los mapas de monitoreo de la condición de la vegetación, elaborados por el área de Recursos Naturales del INTA desde el año 2009, permiten confirmar estas tendencias climáticas. En estos se puede apreciar que la Zona Sur de la provincia fue la más afectada hasta el mes de noviembre, especialmente los Departamentos de Güer Aike y Corpen Aike. Los pronósticos del Servicio Meteorológico Nacional, (SMN) entre otras instituciones que monitorean permanente tanto clima como condición de suelo y vegetación en el país, permiten suponer un cambio en estas condiciones climáticas. Se prevé un ligero incremento de las precipitaciones aunque acompañado de un incremento de las temperaturas mensuales, para el período diciembre de 2016 a febrero de 2017, lo que supone una acentuación de la sequía.

La situación es preocupante en la región más afectada hasta el momento del año, la Zona Sur de la provincia, en donde la precipitación fue menor al 50% de las lluvias promedio acumuladas, para la época. Sin embargo, desde inicios de la primavera este escenario ha estado expandiéndose a toda la provincia. Esta progresiva disminución de las precipitaciones líquidas, así como la casi ausente nieve en casi todo el territorio provincial este año, la ligera elevación de las temperaturas medias mensuales con el adelantamiento en el inicio de la estación de primavera (un fenómeno que viene repitiéndose cada año) tiene no sólo efectos instantáneos como lo son ríos y arroyos de toda la provincia con menores caudales y aún secamiento, reducción en el nivel de lagos y lagunas, sino también efectos de mediano plazo como la disminución en la recarga de agua útil en suelos y acuíferos, fenómeno que suele hacerse evidente con el paso de los años.

Este panorama afecta duramente a la producción de corderos para abastecer la Industria Frigorífica de Río Gallegos, la más importante del país. De los contactos mantenidos por los técnicos del INTA con productores se puede cuantificar el deterioro causado por las escasas precipitaciones y las consecuencias en la merma de la señalada. Además, es previsible que en el futuro se produzca un deterioro de la majada como consecuencia de la condición corporal en que se encuentran los animales, al no contar con una producción de forraje que les permita a las madres recuperarse luego de la parición.

Los Mapas de Anomalía de la Vegetación 

Desde el año 2009 el INTA produce Mapas de Anomalía de la Vegetación, elaborados a partir de imágenes satelitales que permiten monitorear de forma objetiva y a bajo costo grandes áreas y analizar el comportamiento de la vegetación, e indirectamente la producción forrajera y ganadera.

En ellos se analiza una variable que se denomina “Anomalía del Indice de Vegetación” y se desprende del índice de vegetación normalizado (NDVI), el cual refleja cantidad, calidad y desarrollo de la vegetación. A partir del análisis y tratamiento de esta información el INTA genera Mapas de Anomalías del índice de Vegetación que compara la condición actual de la vegetación con su condición promedio histórica.

Como resultado se obtiene un mapa con cinco categorías en donde se puede ver si la vegetación se mantiene sin cambios, si superó a su promedio histórico y está en mejor condición, o está muy por debajo de su promedio histórico.

Los mapas de anomalía de octubre a noviembre en el período 2014-2016 “muestran también el progresivo adelantamiento del déficit de humedad, acentuado notablemente en este último año de la serie probablemente como una consecuencia del efecto combinado de una tendencia decreciente de las precipitaciones anuales”.

En la actualidad se transita por un periodo con un índice de anomalía muy por debajo del promedio, que indica que la vegetación está atravesando un periodo de menor actividad fotosintética, consecuencia de una menor humedad.

El estudio del clima y el agua

Con la meta de crear una base de conocimiento sobre clima y agua de utilidad para el estudio de la hidrología regional y particularmente asociado al sector agropecuario, en 2014 se inició en la EEA Santa Cruz un Banco de Datos Hidrometeorológico (BDHI) en colaboración con diversas instituciones de la región como la Subsecretaria de Medio Ambiente, la Dirección Provincial de Recursos Hídricos y el Servicio Meteorológico Nacional como así también numerosos establecimientos agropecuarios de la provincia. Este Banco representa una herramienta estratégica para analizar y comprender la dinámica pasada y perspectivas futuras del recurso natural más importante en nuestra región, el agua, y su vínculo con el clima.

Del análisis de la información que comienza a acumularse y documentarse gracias a esta en esta iniciativa, resulta posible dimensionar y comprender la magnitud de los cambios progresivos que está experimentando el ambiente en la región.

Fuentes: Diario La Opinión Austral

Informe sobre estado de la vegetación y las precipitaciones en las provincias de Santa Cruz y Tierra del Fuego. Daniela Ferrante, Vanesa Torres, Boris Díaz. Disponible en inta.gob.ar/Santacruz

Situación hidroclimática en Santa Cruz hacia finales de 2016. Díaz Boris G., Monserrat M.C., Bonfili Oscar.; Torres V., Ferrante D.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s