Luces y sombras: Con un escenario en crisis, se celebra el Día del Petróleo

Posted on Actualizado enn

petroleo-torre07Un día como hoy, hace 109 años, se descubrió el petróleo en la Argentina. El sector encuentra este aniversario con posturas encontradas y un incierto panorama local, ante la puja entre las refinadoras que piden liberar el precio interno y las operadoras que congelan la exploración en el territorio y ponen en peligro miles de puestos de trabajo.

Cada 13 de diciembre se celebra en la Argentina el Día del Petróleo, en conmemoración del descubrimiento de ese elemento en Comodoro Rivadavia, en el año 1907.

Desde ese momento se inicia una explotación estatal del recurso, no exenta de durísimas luchas en contra y a favor de los intereses de los trusts internacionales del petróleo, las que todavía continúan.

El 109 aniversario del descubrimiento del petróleo en la Argentina llega en medio de un escenario de pleno debate y en un contexto de crisis en los yacimientos, debido a la caída del precio externo del barril (aunque se logró recuperar en la última semana, ver recuadro) y la decisión del Gobierno Nacional de avanzar en la quita del “precio sostén” del barril que se comercializa en el mercado interno.

Esto provocó la reacción de varias de las provincias petroleras, que verán caer sus regalías y de los gremios que representan a los trabajadores del sector, advirtiendo sobre la pérdida de empleos.

La decisión del Gobierno Nacional se termina de definir en estos días, en un contexto internacional de suba del barril, aunque esta no alcanza a equilibrar los precios locales.

Las empresas petroleras advierten que la exploración se tornará inviable con precios liberados y comenzaron a anunciar la baja de equipos de perforación.

De hecho, la propia petrolera estatal YPF produjo un cimbronazo en Neuquén al concretar la baja de 33 equipos y advierte que lo propio hará en la Cuenca del Golfo San Jorge, poniendo en peligro miles de puestos de trabajo.

El contexto internacional
El acuerdo de los países productores de petróleo de la OPEP ha conseguido que el precio del barril se encareciera en unos diez dólares en cuestión de doce días. O lo que es lo mismo: un alza del 20%, hasta el entorno de los 56 dólares.

Los miembros de la OPEP suscribieron, el pasado 30 de noviembre, un pacto para reducir el suministro de crudo y elevar el precio del barril. Sin embargo, el compromiso arrojaba algunas dudas sobre si de verdad serían capaces de recortar 1,2 millones de barriles al día como prometieron.

Por una parte, acechaba la incógnita sobre si los países miembros cumplirían con lo pactado, máxime cuando no existe un mecanismo que asegure la puesta en práctica de la medida. Por otra, los productores de esquisto de Estados Unidos, popularmente conocido como fracking, podrían reaccionar aumentando su producción ante el alza de precios.

Sin embargo, Rusia y Arabia Saudí han dejado a un lado las diferencias sobre la guerra de Siria para hacer frente a sus respectivas urgencias económicas. Los dos sufren serios agujeros en sus arcas públicas y juntos aglutinan una cuarta parte de la producción mundial.

El acuerdo de la OPEP reducirá la producción un 4% a partir de enero, pero ha conseguido que los precios se eleven en torno a un 20%. Es decir, la rentabilidad ha engordado un 16% simplemente a fuerza de anuncios.

La presión de las refinadoras
Fue la presión de las refinadoras las que ha llevado al Gobierno Nacional a avanzar en la quita del barril criollo para igualarlo al precio internacional. Paradójicamente, el contexto de alza de los precios internacionales es el argumento utilizado por las empresas refinadoras para pedir un incremento de las naftas en los surtidores, lo que sería concedido por parte del Ministerio de Energía en el mes de enero.

Se estima que los combustibles subirían un 8% a partir del próximo 7 de enero. Esto fue tema de debate ayer en la tercera reunión que mantuvo el ministro Aranguren con las operadoras y refinadoras, intentando acercar posiciones en torno a las decisiones adoptadas sobre el precio del barril.

Aranguren descartó la semana pasada nuevas subas para lo que resta del año. Pero al mismo tiempo adelantó que durante 2017 se concretarían subas graduales de los precios de los combustibles. Así, la primera se concretaría apenas una semana después de las fiestas de fin de año.

Las empresas refinadoras -con YPF, Shell y Axion Energy a la cabeza- reclaman hace tiempo una recomposición en surtidores para acompañar la inflación en pesos y, en especial, la devaluación del tipo de cambio. El dólar se encareció un 60% desde diciembre de 2015, mientras que las naftas y el gasoil ‘sólo’ aumentaron un 31%, argumentan las empresas. Y agregan ahora que el crudo de Brent ya se cotiza por encima de los 55 dólares el barril.

Fuente: Diario La Opinión Austral

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s