Tras el acuerdo automotriz, la industria del sector ya reclama pagar menos impuestos

Posted on Actualizado enn

El plan contiene metas concretas como producir un millón de autos en 2023; concretar inversiones por u$s 5000 millones en dos años y aumentar la integración de piezas nacionales

por  Natalia Donato

El Gobierno lanzó finalmente el plan automotor “1 millón”, con el objetivo de alcanzar esa producción de vehículos en 2023, lograr inversiones por u$s 5000 millones en los próximos dos años y crear 30.000 puestos de trabajo. El anuncio fue realizado por el presidente Mauricio Macri ayer por la mañana en la Casa Rosada, con la presencia de empresarios, sindicalistas, ministros y representantes de los gobiernos de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba.

El acuerdo contempla metas de producción, inversiones, empleo, integración nacional y exportaciones para un período de siete años y fija lineamientos de trabajo para alcanzar esos objetivos. Las únicas medidas concretas mencionadas en el documento son las que el Gobierno ya implementó, como la Ley de Autopartes; la quita de retenciones para vender al exterior; la prórroga del régimen de incentivo a la producción de bienes de capital y el acuerdo sectorial firmado con Brasil. Hacia adelante, son todas expresiones de deseo y voluntad para trabajar en reafirmar la mejora de la competitividad. En este sentido, el convenio establece compromisos para los sectores público y privado, así como también para los trabajadores de la industria. Básicamente, se trata de un gesto político en momentos de importantes tensiones con otros sectores industriales y gremiales.

El sector automotor sufrió la caída de la actividad como toda la industria, pero su merma se explica especialmente por la recesión en el mercado brasileño, que en 2016 compró casi 50.000 vehículos menos que en 2015 (se le vendieron 137.649) . Gran parte de la producción local se destina a ese mercado, por lo que su crisis impactó de lleno en las terminales argentinas. También las ventas en la plaza local se resintieron, aunque en los últimos meses comenzaron a repuntar. De todos modos, mucho de lo que se vende en el país es de origen brasileño. El año pasado, la producción nacional alcanzó los 472.000 vehículos, poco menos de la mitad de lo que el sector llegó a producir en 2013.

Rubricaron el convenio, además de los gobiernos nacional, provinciales y de la Ciudad de Buenos Aires, los representantes de la Asociación de Fábricas Automotores (Adefa); la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) y la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra), así como también miembros de los gremios Smata y UOM.

Las principales metas establecidas en el acuerdo son las siguientes: a) alcanzar las 750.000 autos en 2019 y 1 millón en 2023, b) incrementar la integración de autopartes para alcanzar el 40% en 2023, c) diversificar los mercados de exportación, d) desarrollar inversiones por u$s 5000 entre este año y 2019 y e) disminuir el ausentismo al 5% en 2019 y al 3% para 2023 y crear 30.000 nuevos puestos de trabajo.

Desde Adefa, las terminales apoyaron el acuerdo, cuyas bases “se sustentan en la necesidad de trabajar en la baja del costo del capital para alentar inversiones productivas; promover el empleo de calidad y aumentar la productividad laboral”. “Históricamente, la industria automotriz ha sido una actividad con gran peso en la producción, las exportaciones y el empleo del país, pero producto de los cambios políticos económicos en la región es necesario recuperar el posicionamiento perdido. Este acuerdo y el compromiso del trabajo conjunto permitirá emprender el camino hacia la recuperación”, sostuvo el presidente de la entidad, Luis Ureta Sáenz Peña. El empresario agregó que para “potenciar la productividad, es necesario mejorar la infraestructura de logística y energía, incentivar la innovación, la mejora de los procesos e incorporar nuevas tecnologías”, además de “elaborar pautas para lograr equidad y eficiencia fiscal”.

Los autopartistas, a su vez, remarcaron la necesidad de que este acuerdo sea el punto de partida para comenzar a trabajar en todos los frentes necesarios. El titular de AFAC, Raúl Amil, hizo referencia a la “revisión impositiva sectorial; la adecuación de nivel de reintegros a la exportación; la eli minación o reducción de costos laborales no salariales y la inclusión de la totalidad del sector autopartista (piezas mecanizadas y mazos de cables) en la Ley de Autopartes”.

Fuente: El Cronista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s