Minería: Una industria que se fortalece en Santa Cruz

Posted on Actualizado enn

Hace aproximadamente un año, un importante medio periodístico de Santa Cruz señalaba, haciendo un pormenorizado análisis de estado de situación en la provincia, que si las empresas del sector hidrocarburífero comenzaran a despedir trabajadores o aplicaran retiros voluntarios a partir de la crisis del sector que comenzaba a manifestarse, el impacto no sólo se sentiría en las familias de los trabajadores petroleros, sino en el conjunto de las economías locales debido a una menor circulación de dinero.
Un pronóstico muy desalentador pero no por eso desacertado si tenemos en cuenta que hoy, un año después, la actividad petrolera está atravesando una de las peores crisis de su historia en nuestro país, basada un poco en la brutal caída del precio internacional del barril y otro poco a causa de la quita del barril criollo, que ofició de precio sostén para que la situación se mantuviera de contenida a terminal.

De esta manera las finanzas de Santa Cruz sufrieron un severo ataque al corazón de su economía, la caída de la recaudación por regalías hidrocarburíferas, seguidas de la falta de inversión de las operadoras y un incesante ataque al más delgado de los eslabones de la cadena de producción: el trabajador.

Algo similar sucedió con la pesca, que después del tremendo incidente de la quema de las plantas pesqueras en la localidad de Puerto Deseado, cayó de rodillas herida, con una recuperación mucho más lenta que la esperada y que si bien, pretende actualmente mostrarse como incipiente no hace falta ser un especialista en el tema para comprender que lejos está del brillo que supo alcanzar en la década de 1990.

Entre estas industrias fue haciéndose lugar tímidamente la industria minera santacruceña, consolidándose poco a poco en uno de los propulsores económicos más importantes de la provincia y que a pesar de los diversos vaivenes de los mercados internacionales se ha transformado hoy en oportunidad de desarrollo, crecimiento económico para el territorio y alrededores y claramente un incipiente generador de trabajo. Y es en este punto donde queremos detenernos.

Está instalado en el imaginario popular, y no es extraño que así sea, por falta de adecuada comunicación, tanto del estado provincial como de las compañías quizás, que las operadoras mineras “se llevan todo y no dejan nada”. Pero lo que es más triste o grave es leer o escuchar a distintos protagonistas del ambiente político local asegurando lo mismo, cuestionando y ninguneando, claramente sin saber y sin haberse tomado siquiera el trabajo de investigar “¿Cuántos puestos de trabajo generó en Puerto Deseado el proyecto Cerro Moro, cuántos más Cerro Negro en Perito Moreno?”

Desde ésta agencia decidimos tomarnos ese trabajo con la finalidad de echar luz sobre un tema tan sensible como es el la generación de empleo para cualquier localidad de Santa Cruz y por qué no también del resto del país.

La actividad minera se desarrolla en más de 100 países del mundo, de los cuales alrededor de 50 son considerados por el Banco Mundial como “países mineros”, por la importancia que tiene dicha actividad en sus  exportaciones, en su mercado nacional y en el empleo que generan. Es así que más de 3.7 millones de trabajadores a nivel mundial dependen de empleos generados directamente de la minería

La actividad minera gasta millones de dólares en maquinaria, instalaciones, mantenimiento, comida, transporte y otros bienes y servicios que usualmente son brindados por contratistas y proveedores locales. El empleo indirecto es creado en las industrias que sirven de apoyo a la actividad minera. Todas las industrias crean este tipo de efectos indirectos, los cuales se conocen como “efectos multiplicadores”. Sin embargo, en el sector minero el efecto multiplicador es generalmente mayor que en otros sectores.

En el caso de Santa Cruz la minería genera actualmente más de 5500 puestos de trabajo ligados directamente a la actividad y según las estadísticas se considera que por cada empleo minero directo existen tres puestos indirectos, en función de lo cual se deduce que en la provincia entre 15.000 y 18.000 santacruceños trabajan directa o indirectamente vinculados a la actividad.


Yendo de lo macro a lo micro y trabajando con números concretos y no ambigüedades irresponsablemente vertidas en las redes sociales o en medios de comunicación como es común de ver, escuchar o leer en estos días vamos a analizar el caso particular de Puerto Deseado. Para lo cual consultando directamente a la fuente, podemos afirmar que 164 personas tienen trabajo formal directo con la empresa Yamana Gold y otras 570 de manera indirecta con lo cual estamos en condiciones de afirmar que actualmente, y considerando que Cerro Moro es todavía proyecto, 734 familias de Puerto Deseado tienen trabajo en la actividad minera o en relación con ella. No es un mal dato si consideramos que se trata de una localidad con una población inferior a los 17.000 habitantes.

No quisiéramos imaginar la realidad de Puerto San Julián sin Cerro Vanguardia (1.200 directos y 450 indirectos); o de Perito Moreno sin Cerro Negro (1500 directos y 500 indirectos); o de Gobernador Gregores sin Manantial Espejo (400 directos y 1200 indirectos) o Río Turbio sin YCRT (2000 directos). Hoy miles de Santacruceños dependen de la minería, como en algún momento lo hicieron de la ganadería, de la pesca o los hidrocarburos es por eso que es momento de comenzar a tomar real conciencia de la importancia que la minería tiene como propulsor de las economías, tanto locales, regionales, nacionales o internacionales.

En un mundo tan cambiante donde se avecina el fin de los combustibles fósiles y donde los mercados mundiales apuntan a las energías renovables como el futuro, ¿De dónde saldrán los materiales para la construcción de los distintos sistemas de generación de energías limpias: molinos eólicos, paneles solares, turbinas, etc.? ¿De dónde saldrá el litio que los acumuladores necesitan para almacenar toda esa energía? Sería bueno que todos, los detractores y los impulsores de la actividad minera, nos pongamos a pensarlo porque la minería, que ciertamente debe ser controlada y fiscalizada, llegó para quedarse.

Fuente: Agencia de Noticias Mineras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s