Datos oficiales de desembarques y exportaciones

Posted on Actualizado enn

Los desembarques totales muestran un aumento del 10% en el comparativo con 2016 respecto de los valores registrados hasta el 31 de agosto, con 518.914 toneladas declaradas. Las exportaciones al 31 de julio cerraron con un crecimiento del 13,4% en volumen y del 19,1% en divisas.

Por Karina Fernández  

Los datos del informe de coyuntura del mes de agosto que elaboró la Dirección de Economía de la Subsecretaría de Pesca dan cuenta de un crecimiento en los desembarques, generado principalmente por el langostino, situación que se vio reflejada a su vez en la participación en las capturas de los puertos patagónicos y en algunos estratos de la flota. Las exportaciones también se vieron influenciadas por el crustáceo y el illex, que dan un resultado final muy positivo a pesar de que varias especies cayeron en ventas. En total se llevan exportadas 282.837 toneladas por 1.076.094.000 dólares.

El informe de coyuntura del mes de agosto es una interesante muestra de los cambios que se han producido en la distribución de las capturas. La merluza, que se analiza por zona de captura, permite observar el cambio producido durante 2017 a raíz de una mayor presión pesquera sobre el stock norte y menor en el sur, como consecuencia de un cambio en las preferencias del sector empresario que se ha volcado sobre el langostino.

En la Zona Común de Pesca CTM hubo un aumento del 123% que aportó 9.000 toneladas más al puerto de Mar del Plata. Del stock norte dentro de la ZEE se aumentó un 5%, que representa solo 1.000 toneladas. Pero en el sur se dio otra situación: hubo una caída del 8% que se tradujo en una disminución de 12.892 toneladas y en el Golfo San Matías la captura de merluza cayó un 92%, pasando de 3.000 toneladas en 2016 a 220 este año.

Los desembarques de langostino aumentaron un 34% respecto de igual período del año pasado, registrándose al 31 de agosto 142.825 toneladas. El abadejo, a pesar de las medidas restrictivas, creció un 7%; la disminución seguramente comenzará a notarse en septiembre, dado que ya se ha alcanzado captura máxima permisible. En agosto la captura de abadejo dentro de la ZEE cayó un 74%, pero aumentó en la ZCP un 278%.

El dato del calamar, cuyo crecimiento interanual fue de un 70% respecto de 2016, sirve en este punto solo para el número final, dado que desde hace meses no se captura. Del resto de las especies las que muestran cambios significativos son la merluza austral, que aumentó el desembarque un 57%; la corvina que bajó un 41%; la merluza de cola con una baja del 46% y la anchoíta, que estuvo por debajo de 2016 en un 36% pasando de 306 a 195 toneladas; claro que si se compara este número con 2015, cuando se capturaron 6.276 toneladas, la caída es brutal.

Con estas cifras, la cuenta de subas y bajas total termina dando un crecimiento del 10% respecto de igual período de 2016, con 518.914 toneladas.

Actividad por flota y puerto
La participación en las capturas de los distintos estratos de flota no logra visibilizar los objetivos de captura, dado que no se encuentran discriminados. Con la ausencia de ese dato el cuadro del Departamento de Economía muestra que los fresqueros aumentaron su participación (126.143 t/133.889 t) respecto del año pasado; los congeladores se mantuvieron estables (104.856 t/ 106.801 t); los costeros crecieron sostenidamente en los últimos tres años (69.232 t/ 73.759 t/ 82.266 t) al igual que los tangoneros (47.849 t/ 59.504 t / 66.542 t). Los poteros claramente estuvieron mejor que en 2016 pero no que en 2015, mientras que las lanchitas amarillas han bajado respecto de los dos últimos años.

Más clara se presenta la distribución por puerto, sobre todo en aquellos afectados por el langostino. Mar del Plata, como siempre, liderando los desembarques con 253.418 toneladas; lo sigue Puerto Madryn con 73.088 toneladas; Puerto Deseado con 56.227 toneladas; más atrás, pero con un importante crecimiento, Rawson con 38.364 toneldas; Comodoro con apenas 20.745 toneladas y Camarones con 13.919 toneladas. Todos estos puertos aumentaron el volumen de desembarques respecto de 2016.

Entre los que disminuyeron los desembarques se encuentran Ushuaia y Caleta. General Lavalle con 5.300 toneladas se mantuvo estable respecto de los últimos tres años, al igual que San Antonio Oeste con 4.069 toneladas declaradas.

Exportaciones
Basada en información del INDEC la Dirección de Economía Pesquera registra un crecimiento acumulado al 31 de julio del 13,4% en volumen y del 19,1% en divisas; se vendieron al exterior 282.837 toneladas de productos por 1.076.094.000 dólares.

El mayor volumen es para los crustáceos, 83.847 toneladas por 553.498.000 dólares; lo siguen los moluscos con 78.457 toneladas pero por mucho menos dinero, 230.554.000 dólares. En tercer lugar el pescado congelado con 59.834 toneladas por 128.143.000 dólares y por último los filets, con 46.204 toneladas por 139.888.000 dólares.

En la comparación interanual la merluza muestra una caída en las exportaciones del 6,8% en  volumen y del 0,5% en divisas, debido al aumento de precio del 6,7%. En total se vendieron 54.694 toneladas por 136.275.000 dólares.

De langostino se vendieron 82.578 toneladas que representan un crecimiento del 10% y se obtuvieron 532.572.000 dólares que implican un alza del 16,5%, dado que se vio beneficiado por un aumento del precio del 5,9%. De langostino entero ya se exportaron 49.743 toneladas por 311.705.000 y de langostino preparado se llevan vendidas 32.835 toneladas por 220.867.000 dólares, que representan un crecimiento del 37,6% y 46,3% respectivamente.

El calamar no ha tenido mucho movimiento durante julio; lo que se cuenta es lo que se ha vendido en el transcurso del año, que representa un porcentaje muy importante para la cifra total. Se llevan vendidas 74.613 toneladas por 177.241.000 toneladas, que representan un alza en volumen del 85,3% y del 120,3% en divisas comparado con 2016.

El comportamiento de los mercados en el resto de las especies muestra una caída en volumen de ventas de la merluza de cola del 27% y de divisas del 23,4%; en la merluza negra del 30% y del 10% respectivamente; en la corvina del 31% y del 40,9% y del abadejo del 7,4% y 9,4%; las diferencias entre el volumen y las divisas responden a aumentos o bajas de precio. En el caso de las vieiras y las rayas, bajaron en volumen pero crecieron en recaudación por importantes aumentos de los valores de venta.

Fuente Revista Puerto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s