Ignacio Fernández premiado por el Instituto Leloir: “Mi tesis se la dediqué a mis papás porque fueron las personas que más me ayudaron”.

Posted on Actualizado enn

Ignacio Fernández nació en Puerto Deseado, Santa Cruz. Tiene 31 años y luego de recibir el premio a la mejor Tesis de Doctorado en Argentina, otorgado por la Fundación Instituto Leloir, viajó a Francia, adonde vive actualmente, para realizar una tesis postdoctoral en el Instituto Pasteur. En comunicación telefónica con Amanecer Deseado Noticias cuenta sus orígenes deseadenses, sus primeros pasos en la academia y su experiencia como investigador.WhatsApp Image 2017-11-11 at 22.40.49 (1)

ADN: Ignacio la verdad que nosotros estamos muy contentos; Puerto Deseado, la región y decimos también la Argentina, aunque sabemos que no te gusta el autobombo, como vos lo llamás. Pero no fuiste un alumno más.  “Quiero ser investigador”, decías de chico cuando te habían regalado aquel juego de química. ¿Lo conservás todavía?

Ignacio Fernández: El juego creo que no lo tengo más, pero sí me acuerdo que me encantaba usarlo; me gustaba inventar y ver qué  pasaba. Venía con un manual que decía más o menos qué reacciones se podían hacer, qué esperar…  Cuando era chico creía que sabía que me gustaban las ciencias pero recién cuando empecé a estudiar me di cuenta de qué era lo que quería hacer pero antes no tenía tan claro que quería ser científico o qué era ser científico.

ADN: Acá en Puerto Deseado pasaste por el Jardín N°39, la escuela N° 5, la escuela N° 66, el Colegio San José y tu carrera de grado la hiciste en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Pienso en cuánta gente te acompañó en ese camino para que vos sigas teniendo este norte que te fijaste desde muy chico.

I.F: Sí, tuve la suerte de tener profesores que me dieron la posibilidad de conocer el mundo de las ciencias naturales. Los docentes, en principio, despertaron en mí las ganas de seguir una carrera científica. En séptimo grado a mí me pareció fascinante cuando podíamos empezar a ver las cosas a través del microscopio. Creo que con Giacomini, que era el maestro de biología, empezamos a hacer eso. También tuve laboratorio en el secundario y todo eso contribuyó a despertar en mí la curiosidad y a saber qué era lo que quería estudiar en la universidad. En el San José tenía de profesora  a Karin Weber que organizaba muchas actividades de laboratorio y me acuerdo que ella fue una de las que me dijo que el futuro estaba en la biología molecular que es  justamente una de las herramientas que hoy uso. También estaban Marina Iturbide y Gabriela Quiroga, mis profesoras  de química del secundario que me alentaban a participar en la olimpíadas.

ADN: Una vez que terminaste la UBA hiciste un doctorado en la Fundación Instituto Leloir. Esta institución tiene setenta años de trayectoria, fue fundada por Luis Federico Leloir, premio Nobel de química, asesorado por otro groso como Bernardo Houssay, argentino y Nobel de medicina en 1947. Este instituto de investigaciones bioquímicas te premió como la mejor tesis argentina en el campo de las Ciencias Químicas. Contanos un poco de qué se trata.

I.F: Yo hice mi tesis es en ese instituto que depende del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Sin embargo las tesis se defienden dentro de una universidad, es decir, el título de doctor lo tiene que proveer una universidad y en mi caso fue la UBA. Seis meses después de que yo me doctoré se abrió un llamado para que cualquier persona que haya hecho una tesis de química en el país en una universidad pública se presente a este premio. Yo me presenté junto con mucha otra gente y hace un par de semanas anunciaron finalmente los resultados.

ADN: ¿Tu trabajo en Francia está relacionado con tu tesis por la que ganaste?

I.F: Yo acá tengo otro trabajo, que es independiente. Por el momento ya no tengo ningún vínculo con el sistema científico de Argentina. Una vez que terminé mi doctorado, que lo hice con una beca del CONICET, tuve una beca post doctoral del CONICET, pero una vez que pasó un año yo decidí renunciar a esa beca y hacer un post doctorado acá en Francia para aprender cosas nuevas. Acá conseguí un contrato que depende del Instituto Pasteur y ya no del sistema científico argentino.

ADN: ¿De qué se trata la investigación en la que trabajás actualmente?

WhatsApp Image 2017-11-11 at 22.40.49.jpegI.F: Acá el laboratorio tiene una línea de investigación muy fuerte, que lleva muchos años y que tiene que ver con tratar de conocer cuál es la estructura de las proteínas más externas de los virus que son las llamadas proteínas de la envoltura. Es bastante interesante porque es esa parte del virus, la envoltura particularmente, la que le permite al virus ingresar e infectar a una célula. Entonces,  por un lado, conociendo cómo es la estructura nosotros podemos tener alguna idea de cómo es el mecanismo de entrada del virus en la célula y, por otra parte, entender cómo estas proteínas, que son las más externas del virus, son lo primero que nuestro sistema inmune ve y es contra lo cual dirige gran parte de sus mecanismos de defensa. De este modo también podemos estudiar cómo estas proteínas se unen a determinados anticuerpos, es decir a estas herramientas de defensa del organismo para tratar de diseñar nuevas vacunas contra distintos tipos de virus. Se trabaja con una gran cantidad de distintos tipos de virus y el Dengue, el Zika o la Chikungunya están entre los que se estudian.

ADN: ¿Con cuántas personas trabajás y cuánto tiempo vos creés que demanda tu estancia en Francia.

I.F: Somos veinticinco personas sólo en esta unidad. El campus del instituto tiene muchísimas más pero en este momento no recuerdo cuántos. La mía es una unidad grande, bastante plural y con gente de todos lados. Hay personas de Argentina además de mí, y por otro lado tengo compañeros que vienen de Colombia, de Cuba, de España, varios franceses, por supuesto, de Italia o de Alemania. Es un laboratorio grande y diverso. Y respecto del futuro no sé. Mientras consiga seguir contratado me gustaría quedarme unos tres o cuatro años porque sobre todo en ciencias biológicas las cosas demoran tiempo, tardan mucho en dar los resultados que se necesitan y si alguien se queda uno o dos años es posible que un trabajo no le rinda y, en cambio, con tres o cuatro uno puede juntar un par de resultados que le permitan llegar a alguna conclusión sobre el proyecto que tiene.

ADN: A mí me embarga la emoción: verte como argentino, como santacruceño, deseadense; un chico de pueblo que ha sido tocado con la varita mágica. Pero no fue casual: es fruto de un norte que te fijaste y que supongo que se logra con mucho amor, tenacidad, pasión, el apoyo de la familia y de tu entorno…

I.F: Sí, totalmente. De hecho mi tesis se la dediqué a mis papás porque fueron las personas que más me ayudaron y que siempre me dieron muchísimas posibilidades explorar distintas alternativas. Les agradezco a mis papás que tuvieron mucho que ver con darme las herramientas para que yo pueda elegir qué hacer. Y desde ya que no considero haber sido tocado con una varita mágica porque todo esto fue el fruto de mucho trabajo.

Si bien es cierto que los profesores en la secundaria un poco me estimularon, a mí nunca me gustó pasar demasiado desapercibido; yo manifestaba mis ganas de involucrarme, de saber más. Después en la universidad tuve que estudiar un montón, cuando empecé mi doctorado tuve que trabajar un montón y ahora, al venirme a vivir a Francia, tuve que afrontar una experiencia personal difícil en algunos aspectos y con muchas gratificaciones en otro. Por eso sí, quien soy hoy y en donde estoy tiene que ver con el lugar del que vine y con lo que creo yo que hice con las oportunidades que fui encontrando en el camino.

ADN: ¿Cómo vivís la lejanía con tus abuelos que están en Buenos Aires peleándola, acompañados por tus padres?

I.F: Esa es una de las partes difíciles de estar lejos, uno se cuestiona ese no poder estar ahí acompañando, pero bueno. Con mis abuelos también soy un agradecido, ellos también me apoyaron un montón. Mientras estudiaba allá mis abuelos me iban a visitar y pasaban tiempo conmigo. En mi familia mis abuelos fueron los que dieron el primer gran salto dándoles la posibilidad a mis viejos de estudiar y después mis viejos nos dieron la posibilidad a mi hermana y a mí. Entonces hay muchas cosas que yo aprendí de ellos. Hoy tengo la suerte de trabajar en algo que a mí me encanta, tengo una gran predisposición al trabajo, a laburar mucho y a hacer lo mejor posible y eso es algo que vi de mis abuelos que la pelearon, se cayeron y se levantaron. Yo espero que esta sea como otra caída de la cual nos levantemos todos juntos.

ADN: Conversando con María Laura López, que actualmente es la rectora del Instituto Salesiano San José, me decía que les contó a los chicos de tu premio. Ella les decía que todo se puede con actitud, voluntad y esfuerzo.

I.F: Me parecería súper piola que muchos tengan ganas de probar una carrera científica. Yo la verdad es que pensando así rápido no conozco a tantos chicos que hayan decidido estudiar una carrera que tenga que ver con las ciencias médicas o biológicas y que después hayan decidido seguir una carrera científica y creo que está bueno que muchos se sientan estimulados a hacerlo y a probarlo.

ADN: Todos acá sentimos un hermoso orgullo. Lo que decís habla de una persona bien parida, citando el acervo argentino y gauchesco. Ignacio es una persona con mucho cariño, afecto y pasión por lo que hace y también por no olvidarse de dónde viene, de dónde nació. Te agradecemos por estos minutos que nos has dado en medio de tu rutina en Francia.

I.F: Aunque a mí me cuesta un poco hablar públicamente, después de haber visto la cantidad de gente que me mandó comentarios, que me felicitó y quiso compartir conmigo ese momento de alegría, quise compartir un poco más esto. Me parece una oportunidad copada para que la gente que está en la casa y tienen chicos adolescentes que tienen ganas de seguir una carrear científica, colaborar para que por ahí se les despierte un poco la curiosidad y se animen a estudiar algo así.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s