Hoy debería terminar la intervención del SOMU

Posted on Actualizado enn

Según se había establecido el proceso judicial llegaría a su fin luego de celebrarse las elecciones en el gremio. Esto ocurrió en diciembre de 2017 cuando Raúl Durdos resultó vencedor, pero el juez Canicoba Corral dispuso que se entregaría el mando el 14 de febrero. Hoy se reúnen en el Juzgado Nº 6.

Por Karina Fernández  

Los dos años de intervención en el SOMU estuvieron dominados por la falta de transparencia y las denuncias de corrupción tanto sobre el juez Rodolfo Canicoba Corral como sobre el ministro de Trabajo, Jorge Triaca. Hoy, si no decide lo contrario el juez, la intervención llegará a su fin; al menos eso es lo que se había estipulado. Esta tarde el secretario General electo, Raúl Durdos y parte de su comisión directiva tendrán una reunión en el juzgado del cuestionado magistrado, pero existen dudas de que el traspaso sea inmediato: “Ya hemos perdido la capacidad de asombro”, dijo Raúl Durdos a REVISTA PUERTO.

Que la justicia intervenga por dos años una institución sindical y pretenda administrarla como si fuera la representante de los trabajadores es de por sí irregular y ya bastaría para que su actuación sea cuestionada; pero esta intervención implicó mucho más que este discutible accionar de la justicia federal.

La primera acción pasible de sanción que ejecutó el juez Canicoba Corral fue la designación de su cuñado, Ramiro Tejada, como interventor de la Obra Social y administrador de su millonaria caja. Más tarde llegaron las primeras denuncias sobre la utilización de los fondos de la Fundación Azul, también intervenida, para financiar las campañas electorales de Esteban Bullrich y Gladys González.

Los excesos de la intervención a través de del Ministerio de Trabajo para limitar las negociaciones paritarias a los topes promovidos por el gobierno fueron cuestionados por los afiliados, que debieron aceptar un 21% de aumento hasta marzo de este año, dado que fueron el interventor Alfredo Bertonasco y el gerente del SOMU y amigo de Jorge Triaca, Roberto Porcel, quienes lo decidieron (Ver Malestar entre marineros por acuerdo del SOMU).

No contentos con tal avasallamiento de los derechos de los trabajadores, intentaron promover modificaciones en los convenios colectivos de trabajo y fue la Cámara de Apelaciones la que debió frenarlos. Los camaristas de la Sala II pidieron que se limitara la función de los interventores a normalizar la situación sindical y se llamara inmediatamente a elecciones (Ver La Sala I ordenó acortar la intervención del SOMU).

En medio de todas estas denuncias, formuladas en su mayoría por los mismos dirigentes gremiales que impulsaron la intervención y la detención de Omar Suárez, éstos comenzaron a ser perseguidos y algunos fueron directamente eliminados de los padrones. Pese a ello lograron formar una lista de coalición que terminó triunfando en las elecciones de diciembre y Raúl Durdos se convirtió en el nuevo Secretario General del SOMU, aunque hasta ahora no ha podido asumir (Ver “Usan la Justicia Federal para hacer un SOMU PRO”).

Una vez celebradas las elecciones y cuando la intervención parecía que ya no tenía más abusos por cometer, llegó el último escándalo con el listado de 172 contratos del SOMU y la Obra Social en los que figuran amigos y familiares del Juez y de su cuñado Ramiro Tejada; militantes PRO con funciones en el partido; amigos, familiares y hasta empleados del Ministro de Trabajo, entre los que se cuenta su resonada casera Sandra Heredia y el hijo de su jardinero.  A estos contratos deben sumares otros 80 más. Las denuncias de los dirigentes proscriptos que afirmaba que el SOMU se había convertido en una bolsa de trabajo del juez y del PRO cada día toma más relevancia (Ver Con sus aportes los marineros mantienen a la militancia de Cambiemos).

En este contexto se llega al fin de la intervención. El traspaso del mando del gremio y la Obra Social, tras los nuevos plazos establecidos por Canicoba Corral, debería producirse hoy. De hecho, los dirigentes electos han sido convocados al despacho del Juez en el Juzgado Federal Nº 6 y esperan que se les comunique el cese de la intervención, aunque no pueden confirmarlo.

“Vamos a ir para que nos digan qué van a hacer, ya todos los pasos legales están más que cumplidos, ya se llevó a cabo la elección, ya no queda nada por hacer. Pero ante esta situación tan irregular con una intervención que se prolongó por dos años, ya hemos perdido la capacidad de asombro”, señaló Raúl Durdos. El hombre que mañana debería convertirse formalmente en el sucesor de Omar Suárez.

Fuente: Revista Puerto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s