Randisi: “En educación, la música es tan importante como Matemáticas”

Posted on

El salesiano Andrés Randisi habló sobre su experiencia desde hace 30 años en Angola y el trabajo con la Orquesta Sinfónica Infanto-Juvenil

“Una escuela sin música es como un cuerpo sin alma”, decía Don Bosco en el siglo XIX. Y con esa premisa el misionero paranaense, Andrés Randisi trabaja con jóvenes angoleños en base a los instrumentos, para darle un sentido a sus vidas y alejarlos del dolor. Así formó una banda que hoy ensaya una de las canciones que fue furor en el mundo, la pegadiza Despacito.

“En este momento que escribo, escucho el ensayo de la Orquesta Sinfónica Infanto-Juvenil de Calulo. Son 70 chicos y chicas a partir de los 8 años. Los 70 son titulares y hay unos 40 que se preparan para integrar la banda. Están ensayando el Concerto G major opus 3 de Vivaldi, Libertango de Piazzola, Arrival of the Quen of Sheba de Handel, Por te partiró e Vivo per lei de Andrea Bocelli y también Despacito de Luis Fonsi”, enumeró el hermano salesiano.

Además, practican jazz y repertorio tradicional de Angola. “Ya han actuado ante autoridades nacionales y este año abrieron el Campeonato Nacional de Fútbol local, interpretaron el Himno Nacional, por radio y televisión, desde el campo deportivo del Recreativo de Libolo, equipo local que milita en la Girabola (denominación de la categoría mayor del fútbol)”, explicó.

También describió cómo los integrantes de la orquesta se fascinan por lo que se encuentra en las redes. “Cuando salen de recreo entran a mi escritorio para ver y oír videos de las músicas que ellos tocan, interpretadas por músicos profesionales. Estos chicos y chicas ya no están en situación de calle, van dando pasos, su cultura se va elevando. En educación -dice mi experiencia-la música es tan importante como matemáticas”.

Compañeros de ruta
Con Nuncio (su hermano fallecido el 19 de febrero de 2013 y enterrado en el cementerio de Viana –periferia de Luanda–) se dedicaron durante los años de guerra a construir en aldeas del interior y en barrios de la ciudad, dispensarios, centros de formación profesional, para que los jóvenes aprendan a trabajar con una herramienta en la mano y deje las armas. “Hicimos de todo, de enfermeros, albañiles, choferes, mecánicos, sepultureros, cocineros…”, explicó en una de las tantas notas que realizó en UNO

Hoy, según contó en su correo, sus compañeros de misión son varios. “El padre Luigi De Liberari, párroco y director, es italiano y tiene 60 años. Fue misionero en Brasil por varios años. Es un auténtico misionero de raza, recorre la «parroquia» compuesta por 120 aldeas del distrito de Libolo, provincia de Kuanza Sul, donde Calulo tiene unos 20.000 habitantes, es cabecera municipal, sede de autoridades y registro civil. El padre Luigi recorre con la camioneta –llena de cosas necesarias–, rutas y caminos de lama, barro, piedras y ‘buracos’. ¿Y el asfalto? Para el futuro. Y regresa con frutos de la tierra, fuba de mandioca, para el ‘fungi’ (polenta de harina de mandioca) que es un plato nacional. Todo lo que trae es para los más pobres, y para el consumo de la misión y escuela”.

También estuvo en esta misión el padre Roberto Musante. “Porteño, 85 jóvenes años, compañero de niño del Papa Francisco en el colegio Don Bosco de Ramos Mejía en la década del 40. Desde siempre comprometido con los más pobres, los derechos humanos son su lucha diaria. Trabajó muchos años en los barrios periféricos del Gran Buenos Aires y vino a Angola hace unos 12 años. Se lo ve constantemente con los más pobres, los ancianos, los enfermos, los encarcelados. Parece la Madre Teresa de Calcuta con pantalones,siempre se acompaña con algún instrumento musical, flauta, armónica, acordeón, los enseña y anima los encuentros y la liturgia. Ahora trabaja en una misión salesiana en un barrio marginal de la capital, Luanda”, describió y agregó: “En nuestra misión de Calulo trabajan otros dos misioneros: uno vietnamita, el padre Juan Bautista y un joven angolano salesiano que el próximo año comenzará sus estudios de teología”.

Día a día
El misionero trata de encarnar los preceptos evangélicos llevándolos a la práctica. “Aquella frase de San Francisco de Sales allá por el 1.500 dice ‘No hables de Dios a quien no te lo pide. Vive de tal forma que te lo pidan’, con esa premisa veo los 2.000 alumnos y alumnas de la escuela Don Bosco, como así también la alfabetización de los adultos. Entran y salen, mañana, tarde y noche, siempre hay mucho bullicio, cantos y danzas, juegos y corridas, como en tantos patios salesianos del mundo. Aulas con pupitres, pizarrones y tiza, guardapolvos blancos, maestros y maestras dedicados. Energía eléctrica del generador de la misión –ahora hay días que llega energía de una nueva central hidroeléctrica sobre el ríao Kuanza– y agua en las canillas y baños, de la bomba del pozo de 40 metros de profundidad en tierra-piedra en declive porque la Calulo está rodeada de montañas. En la orilla del Cambuto, tenemos la huerta de Cáritas, cultivada por familias que se abastecen y proveen a los más pobres, ancianos y vulnerables heridos de guerra que todavía viven sin ningún tipo de ayuda estatal. Tratamos de vivir como Don Bosco, al servicio de las necesidades del pueblo y con los jóvenes, en un clima de libertad, descubriendo la semilla de buenas disposiciones y procurar desenvolverlas. La educación es un arma poderosa para cambiar el mundo, no se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón”.

El hermano Randisi tiene 76 años, 30 años de misión en Angola y 30 años divididos entre Buenos Aires y la Patagonia (NR: Puerto Deseado). En Paraná aún vive su madre, casi centenaria, al cuidado de sus cuatro hermanas.

Se mantiene siempre en contacto con sus raíces a través de las redes y también de las visitas que recibe de argentinos que quieren compartir su experiencia de vida. “Los misioneros sentimos que la obra humana más bella es la de ser útil al prójimo. Quién desee compartir la vida misionera unos días, pueden venir, rejuvenecerán física y espiritualmente. Abrazos desde Angola, Andrés Rafael Randisi, Salesiano de Don Bosco, Entrerriano de Paraná”.

Huella impresa

Diario UNO desde el año 2001 siempre tuvo una relación estrecha con el misionero paranaense Andrés Randisi. Por esos años, se lo consultaba por la crisis que atravesaba la Argentina y su visión desde África. Y él hacía referencia a la poca información que se manejaba por la escasa Internet que se tenía.

En 2008 dejó saludos desde el continente africano y sembraba esperanzas para todos a través de la convocatoria del sitio web http://www.unoentrerios.com.ar, Entrerrianos en el Mundo.

En 2012 un aviso en los Sociales invitaba a una cena agasajo por las Bodas de Oro de la Primera Profesión de Salesianos de Don Bosco de Andrés y su hermano Nuncio.

En 2013 repasó su vida en una extensa nota que se publicó en ocasión del octubre misionero, en el suplemento Domingo.
Para los 100 años del club Patronato, en 2014, también se acercó a la Redacción de UNO a contar anécdotas de la institución de su barrio. “A todos les digo lo mismo, Patronato es el padre Grella. Él fue uno de los niños que compartió las avellanas de desayuno que multiplicó Don Bosco (en Turín, Italia). Y fue por él que quiso hacer en Paraná una obra como la salesiana. Por eso le puso Patronato, un nombre poco común para un club de fútbol”, señaló.

En 2015 la Agencia Salesiana de Noticias (ANS) –con sede en Roma– destacó en su portal al misionero paranaense Andrés Randisi por la ayuda a los jóvenes a través de las actividades creativas, entre ellas la música coral e instrumental. La información salió publicada en el suplemento De Santos de Diario UNO.

En 2016 recordó sus años misionando y también realizó un balance de todo lo vivido hasta el momento.

Fuente: Diario UNO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s