El Estado tiene la obligación de generar la política pesquera que beneficie a todos los argentinos, hasta ahora fue delineada por los empresarios

Posted on

El Secretario General de la Asociación Argentina de Capitanes Pilotos y Patrones de Pesca, Jorge Frías, entrevistado por Esteban Gallo en FM del Viento de Puerto Madryn, agradecióla Declaración de Interés decretada sobre el libro “Civilización y barbarie en el Mar Argentino”, por el Intendente de Mar del Plata, Dr. Carlos Arroyo. Además, reiteró el pedido de modificación al artículo 8 de la Ley de Pesca para que se incluya un representante de los trabajadores en el cuerpo de miembros del Consejo Federal Pesquero; también abordó la temática de seguridad náutica y necesaria renovación de la flota pesquera.

 El Secretario General de Capitanes de Pesca, Jorge Frías, se expresó “muy agradecido al Intendente Arroyo” tras haber declarado de Interés el libro “Civilización y barbarie en el Mar Argentino” en la Municipalidad de Mar del Plata; y más aún porque ello surge “a través de una motivación que tuvo al leer el propio libro que recibió oportunamente” , es un gran reconocimiento a esta obra del CESMAr.

Nos llena alegría y de orgullo que un representante político de una ciudad tenga este tipo de reacción hacia lo que consideramos la realidad sobre lo que ha pasado en la historia de la pesca argentina en el Mar Argentino, a lo largo de las distintas gestiones de gobierno, sumado a las ideas y experiencias propias y ajenas, y a un trabajo con los consejeros que trabajaron en el libro, también en lo que consideramos que se debiera hacer, y así se convierte el libro en crítico de lo que se ha realizado, y con propuestas para enderezar el rumbo y que esta industria productiva, generadora de trabajo, generadora de alimento corrija lo que creemos que es necesario para optimizarla.

Por otra parte, consultado sobre la reunión convocada por Nación a los gremios pesqueros, el Secretario General dijo: No puedo entender que se convoque al sector trabajador exclusivamente en tanto el representante del Ejecutivo que es Oscar Fortunato, quien como lo he dicho reiteradas veces merece el mayor de mis respetos, pero de ninguna manera podemos entender que un representante de las empresas más importantes esté sentado en representación del Sr. Presidente.

En esa reunión estaban los trabajadores pero también estaban los empresarios, entonces eso le quita seriedad a la convocatoria, no obstante de entender que el sector trabajador fue conducido a ocuparse por lo que debía hacer el sector empresario y el sector político, el representante del Estado, que es concretar una nueva Ley Federal de Pesca, una ley que venimos reclamando hace mucho tiempo desde la Asociación de Capitanes de Pesca, entonces para mi es una gran sorpresa que el Subsecretario de Pesca Juan Bosch nos convoque para hablar sobre la renovación de la flota y termine proponiendo que nos pongamos a trabajar en el desarrollo de una nueva ley.

Desde el sector trabajador lo que pedimos es fundamentalmente que se modifique el artículo 8 de la actual Ley Federal de Pesca, esta ley no está toda mal simplemente hay que actualizarla y para ello hacer correcciones, empezando por el artículo 8 que declara como se compone el Consejo Federal Pesquero, donde el sector trabajador está ausente, el Consejo está integrado por representantes de las provincias y el Ejecutivo nacional, muchos de estos son representantes del sector empresario, aunque no lo sean directamente pero todos sabemos que lo son, y no hay trabajadores representando a los trabajadores. Entonces, para que nos pongamos a trabajar tenemos que empezar por eso, no trabajar por nada y que todo quede en la nada. Nosotros no nos vamos a oponer en nada.

En su tapa, el libro “Civilización y barbarie en el Mar Argentino” tiene plasmado el naufragio del B/P Repunte, y en el capítulo 5 habla de la seguridad náutica, y está claro que nosotros no vamos a acompañar cualquier idea que tenga que ver con la renovación de flota, no entendemos para nada que se tengan que seguir arreglando buques de más 40 años por más que se lo arregle de manera impecable, no vamos a cuestionar si un buque bien reparado puede navegar o no, lo que planteamos es si tenemos necesidad de que sea así, porqué seguir con esa práctica de reparar fierros viejos y no ponernos a trabajar en la construcción de buques modernos, ágiles, con mayor enfoque en la sustentabilidad ecológica y demás.

Considero que lo que hay que atender primero son los buques de mayor urgencia, que por lógica son los más endebles de acuerdo a su eslora, cuando menor es su eslora más riesgosa es la exposición del mar y la meteorología.

Entonces hay que hacer un análisis de qué barcos realmente necesitan, que no tiene nada que ver la antigüedad concretamente, no es que un barco de 40 años no pueda navegar porque de hecho lo está haciendo, el planteo es que si tenemos que seguir adelante con esa política de reparar cosas, que por supuesto están súper amortizadas en cuanto a costos. Claro ejemplo es la reparación “a nuevo” que se le está haciendo a un buque de 46 años, para explotarlo 50 años más, por más que se hayan gastado millones en eso, si en 50 años no pudo construir un nuevo buque hay algo que no estaría bien. Hay que cambiar la mentalidad en ese sentido.

Obviamente se necesita la injerencia del sector político, porque si dejamos a los empresarios que sean ellos los que delinean la política pesquera siempre lo van a hacer a su comodidad. Acá no hay legisladores que estén haciendo la política pesquera representando al Estado, a todos los argentinos, porque la pesca antes que se la extraiga es de todos los argentinos, entonces el Estado tiene la obligación de generar la política pesquera que beneficie a todos los argentinos y, hasta la fecha, a la política pesquera la han delineado los empresarios de acuerdo a sus necesidades económicas, y eso es lo que hay que cambiar.

Las condiciones de habitabilidad de los buques también fue considerada. Hay barcos que se hunden, y los que no se hunden tiene que seguir desarrollando una actividad de altísimo riesgo con hacinamiento físico. Así como compañeros marítimos suelen exponer distintas situaciones que se viven a bordo, así como el descarte pesquero, sobre lo que hemos desarrollado proyectos al respecto hasta haber concretado la película “Descarte cero”, que son cuestiones de interés de los capitanes, que queremos que se resuelvan muchas cosas que son cargadas sobre nuestros hombros y de ninguna manera son así, nosotros somos trabajadores que respondemos a órdenes de nuestros empleadores, que son los armadores y como dije son quienes desarrollan la política pesquera. Entonces convoco a los compañeros marítimos, capitanes, marineros, y maquinistas, conductores de máquinas, a que filmen con sus teléfonos celulares cómo viven adentro de los distintos barcos, porque también hay personas que tienen que vivir en malas condiciones.

Fuente: capitanesdepesca,org.ar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s