Mentalidad de apertura (por Bernardo Stamateas – @BerStamateas )

Posted on Actualizado enn

Cada domingo, en este sitio, vamos a compartir reflexiones de esta reconocida y apreciada persona de nuestro tiempo.

Desde Amanecer Deseado Noticias, agradecemos a su producción por permitirnos publicar semanalmente una selección de pensamientos de Bernardo, quien es Licenciado en Psicología, Sexólogo Clínico, Escritor Best Seller y Conferencista Internacional.

Cuando armamos un plan para llegar a un objetivo y este no funciona, necesitamos ser flexibles y simplemente cambiarlo por otro. Esto nos permite ir detrás de estrategias nuevas. Pero mucha gente se termina enamorando del plan y, quizás durante años, continúa haciendo aquello que no arroja ningún resultado. Prueban y prueban con lo mismo pero nada sucede.

Si queremos alcanzar la meta que nos hemos propuesto, no podemos seguir haciendo lo que no funciona. Debemos alejarnos y dejar de lado el pensamiento que en algún momento funcionará. No podemos ilusionarnos con aquello que no nos conduce a ninguna parte. Dos son las posibles acciones que hay que realizar para activar el cambio:

1. Desarrollar una mentalidad de apertura
Tener una mente abierta nos brinda la posibilidad de atraer lo nuevo que nos ayudará a lograr los objetivos. En la época antigua, el vino se guardaba en un odre. Era una especie de bolsa de cuero que, al secarse, perdía la flexibilidad. Esto provocaba que el vino se fermentara y, como el cuero no se estiraba más, se quebraba y el líquido era derramado. Lo mismo sucede con nuestra mente. Cuando no somos flexibles, no podemos adaptarnos al cambio que sucede, a veces, sin que lo busquemos.

Mucha gente, aún hoy en día, tiene la creencia de que lo que sabe es todo lo que existe. Esto sucede porque poseen ciertos rasgos de rigidez y a menudo de autoritarismo, lo cual equivale en variadas ocasiones a tener una mentalidad cerrada. Esta le cierra la puerta a la novedad, a la innovación, y dice que todo tiene que hacerse como siempre se hizo. Es increíble como este tipo de mente se expresa hasta de manera física.

No es saludable para uno mismo pensar que “ya lo sabe todo y no hay nada más que aprender”. Todos podemos aprender hasta el último día de nuestra vida, como reza un dicho judío: “Podemos aprender de todo y de todos, todo el tiempo”. La persona que se cierra a aprender tampoco logra disfrutar de sus emociones positivas. Es más, lo emocional lo incomoda. Esto se debe a que, en el fondo, es alguien inseguro que necesita controlarlo todo y para ello busca moverse en lo conocido.

2. Procurar la compañía de personas con la misma visión
En realidad, esto sucede naturalmente cuando abrimos nuestra mente. Sin que ni siquiera lo busquemos, se acerca a nosotros gente abierta a lo nuevo. Y cuando atraemos a personas con esa característica, tarde o temprano, logramos seguir los pasos que nos lleven a ver el sueño convertido en realidad. Porque todo proyecto se concreta mejor en equipo.

Ese otro que tiene mi misma mentalidad de apertura puede saber lo que yo no sé o tener lo que yo no tengo. Dicha mentalidad siempre reporta beneficios, pues nos permite adaptarnos a cualquier lugar, persona (en especial, las que piensan diferente) y/o circunstancia. Y lo que es mejor, nos mueve del sitio donde nada ocurre para dirigirnos a donde las cosas sí ocurren.

Si tenés alguna inquietud, podés escribirme a bernardoresponde@gmail.com

Acerca de Bernardo Stamateas http://www.stamateas.com/bio.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s