G20 En Argentina, El Próximo Escenario Del Encuentro Cumbre Entre Trump Y Xi Jinping

Posted on Actualizado enn

Algunos economistas y funcionarios chinos y estadounidenses están considerando con cautela la próxima reunión entre líderes chinos y estadounidenses en la cumbre del G20, que se llevará a cabo en Argentina del 30 de noviembre al 1 de diciembre. El impacto de la guerra comercial bilateral se hará evidente. En 2020, y el mejor resultado de la reunión será la reanudación de las negociaciones comerciales, dijeron el domingo los economistas.

Es muy probable que la economía global experimente significativamente más turbulencia, con un crecimiento más lento en los próximos dos años. Mientras tanto, el impacto de la fricción comercial probablemente estallará en 2020, Zhu Min, ex subdirector gerente del FMI, dijo en la inauguración de un foro de dos días en Beijing, organizado por la revista financiera Caixin.

“Considerando una desaceleración económica y más alzas en las tasas de interés de la Reserva Federal, las guerras comerciales aumentarán la intensidad de la incertidumbre económica”, dijo Zhu.

Charlene Barshefsky, ex representante comercial de Estados Unidos, dijo a la audiencia que las divisiones entre China y Estados Unidos se han convertido en una de las principales tensiones del sistema de comercio mundial. “Un país que usa la seguridad nacional como una excusa para hacer lo que quiera erosiona el sistema de comercio global”, dijo, y agregó que el sistema de la Organización Mundial de Comercio (OMC) no se ha mantenido al día y ha llevado a centrarse en algunos temas obsoletos.

China y Estados Unidos han estado enredados en una guerra comercial desde principios de este año, y se han movido para imponer miles de millones de dólares en aranceles, lo que constituye un ejemplo negativo para otras economías, señaló. Este pensamiento de suma cero, además de los regímenes marcados por fallas geopolíticas, han afectado al sistema global, que debe ser cambiado.

Los funcionarios chinos también pidieron conversaciones bilaterales efectivas que podrían conducir a la resolución de disputas comerciales.

“Las divisiones entre China y Estados Unidos son problemas estructurales, que pueden no resolverse a corto plazo”, dijo Lou Jiwei, ex ministro de finanzas. “Sin embargo, una ruptura causará un gran daño a ambos, ya que China no es la antigua Unión Soviética y se ha integrado altamente en el sistema global actual”, agregó.

Mientras esperan un progreso en las relaciones entre China y Estados Unidos, algunos funcionarios se mantienen cautelosos.

El mejor resultado de la reunión entre líderes chinos y estadounidenses en la próxima cumbre del G20 sería la reanudación de negociaciones serias en lugar de una situación en la que cada uno se acusa de no haber logrado nada y se fue, agregó Barshefsky.

Long Yongtu, ex representante en jefe de China para las negociaciones comerciales, pidió que las dos partes se centren solo en temas comerciales y no vayan más allá de eso. “Siempre tengo una opinión cautelosa y optimista sobre las conversaciones comerciales, y hay que reconocer plenamente que las guerras comerciales perjudicarán mucho más a Estados Unidos”, dijo en el foro.

“Además, debemos dejar de lado los asuntos políticos mientras participamos en las negociaciones comerciales. De lo contrario, nunca llegaremos a ningún acuerdo”.

En las últimas décadas, el sistema de la OMC se ha puesto en peligro ya que más de sus miembros se centran más en las negociaciones comerciales regionales y bilaterales, lo que también ha hecho que el sistema se vuelva más caótico, dijo Long.

Donald Trump y Xi Jinping, presidente de Estados Unidos y China, respectivamente.
“Aún así, China tiene que apoyar firmemente a la OMC, que necesita profundizar la reforma y participar activamente en las negociaciones comerciales regionales”, dijo.

China mantiene una actitud abierta hacia la Alianza Transpacífico Comprensiva y Progresiva (CPTPP), una importante plataforma regional de libre comercio, y espera que cuando sea efectiva, sea propicia para la cooperación y el desarrollo inclusivo de Asia Oriental, dijo el primer ministro chino, Li Keqiang. durante la 13° Cumbre de Asia Oriental en Singapur el jueves.

Long, quien también es el ex viceministro de comercio, sugirió que China debería considerar la posibilidad de participar seriamente en el CPTPP, así como en la Asociación Económica Integral Regional (RCEP, por sus siglas en inglés) en medio de una economía en desaceleración y un proteccionismo en aumento.

Por otra parte, se estima que el presidente ruso, Vladimir Putin, podría reunirse con el príncipe heredero de la corona saudí Mohammed bin Salman Al Saud durante la próxima cumbre del G20, dijo el miércoles el Kremlin.

“Obviamente, estarán juntos, como suponemos, en esta cumbre. Entonces, de una u otra forma, tendrán la oportunidad de hablar al margen”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

Peskov dijo que no podía descartar la posibilidad de que ambos discutieran los precios del petróleo, que últimamente han sido inestables.

Tanto Rusia como Arabia Saudita son los principales productores de petróleo del mundo.

El rey saudita Salman bin Abdulaziz Al Saud visitó Rusia en octubre de 2017, cuando las dos partes firmaron acuerdos por valor de al menos 2.100 millones de dólares USA.

Fuente: depetroleo.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s