Trasplante renal entre grupos sanguíneos incompatibles

Posted on

La compatibilidad de grupo sanguíneo entre donante y receptor era un requisito indispensable para realizar un trasplante renal. En la actualidad, esto ya no representa un impedimento.

El trasplante renal se presenta actualmente como la mejor terapéutica para aquellos pacientes con insuficiencia renal que ingresan en terapia de reemplazo de riñón. Es decir, está indicado en casos en los cuales los riñones ya no pueden cumplir su función, con excepción de personas con infección activa, cáncer no resuelto o expectativa de vida menor a dos años por alguna razón.

Sin embargo, cada vez es mayor el número de pacientes en lista de espera para un trasplante renal. De acuerdo a datos arrojados por el INCUCAI, hasta la fecha existen más de 6000 personas que aguardan poder ser intervenidos quirúrgicamente.

Todos los años la lista de espera aumenta, ya que cada vez es mayor la cantidad de personas que ingresan a la misma en relación al número de egresos. Es decir, mejora la sobrevida en diálisis, pero continúa la escasez de órganos.

Para quienes aguardan un trasplante cadavérico, el tiempo promedio de espera es de 5 años. Ante tal escenario, el trasplante renal de donante vivo se convierte en la actualidad en una posibilidad que incrementa el número de donantes y minimiza la espera.

Para ser donante vivo es necesario: tener compatibilidad de grupo sanguíneo con el receptor o ingresar en un programa de adaptación para evitar el rechazo del órgano, estar sano y descartar a través de múltiples estudios la presencia de enfermedades potenciales. La Ley 24193 y anexos autoriza el trasplante de donante vivo con familiares hasta en cuarto grado de parentesco, cónyuge o conviviente que tuvieran un hijo en común o más de tres años de convivencia demostrado en forma fehaciente.

Dicha alternativa posibilita el trasplante anticipado, lo cual evita que el paciente necesite diálisis previa.

No obstante, puede presentarse la incompatibilidad de grupo sanguíneo entre donante y receptor. Los seres humanos tenemos un grupo de sangre y producimos anticuerpos contra los grupos restantes. Dichos anticuerpos pueden rechazar órganos y sangre de individuos que no son compatibles con nuestro grupo sanguíneo. Por ejemplo, un receptor de grupo B tiene anticuerpos anti grupo A. Si el receptor de grupo B recibe un riñón de un donante de grupo A va a rechazarlo.

Este obstáculo ha sido superado gracias al avance en los mecanismos de rechazo del injerto y al desarrollo de nuevas terapias que han posibilitado que el trasplante AB0 se convierta en una opción clínica real. Lo que hasta años atrás suponía una contraindicación debido al alto riesgo de rechazo que representaba, hoy nace como una necesidad que amplía la posibilidad de trasplante con donante vivo.

El trasplante AB0 incompatible se basa en una técnica que consiste en realizar una remoción de los anticuerpos circulantes mediante el recambio de plasma, lo cual se denomina plasmaféresis, y de la administración de fármacos que impiden la formación de nuevos anticuerpos, todo ello con una antelación de un mes a la cirugía aproximadamente.

Gracias al desarrollo de técnicas inmunosupresoras, a estudios y a tratamientos de acondicionamiento hoy puede concretarse un trasplante renal AB0 incompatible. Esto le otorga la opción de trasplante a pacientes que no cuentan con otro donante viable. Además, puede presentarse como una posibilidad más cercana: toda persona que requiera un trasplante debe esperar la menor cantidad de tiempo posible.

Si bien el trasplante de riñón comparado con el de corazón o hígado puede prolongarse un poco más debido a la vitalidad que reviste cada órgano, mientras más tiempo transcurre el paciente con diálisis, mayor deterioro se produce en el organismo.

Sanatorio Allende cuenta con la formación específica de sus profesionales ante lo que demanda este tipo de procedimiento. Donar un riñón en vida no es peligroso siempre que se realicen todos los estudios pretrasplante correspondientes y necesarios de acuerdo a cada caso para descartar riesgos potenciales.

El trasplante renal AB0 incompatible se presenta hoy como una alternativa posible y eficaz que reduce el tiempo de espera de personas que necesitan ser trasplantadas, aumenta el pool de donantes y garantiza la seguridad del paciente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s