La Academia Mundial de Ciencias premió a tres investigadores argentinos del Conicet Alejandro Schinder, Noemí Zaritzky y Esteban Jobbagy fueron destacados por su aportes en ingeniería, agricultura y medicina. Reclamaron más fondos para el área.

Posted on Actualizado enn

Alejandro Schinder, Noemí Zaritzky y Esteban Jobbagy fueron destacados por su aportes en ingeniería, agricultura y medicina. Reclamaron más fondos para el área.

 

 

La Academia Mundial de Ciencias (TWAS, por sus siglas en inglés) anunció los ganadores de los premios TWAS 2019 y, entre ellos, hay tres científicos argentinos: los investigadores del Conicet Noemí Zaritzky, Esteban Jobbagy y Alejandro Schinder. Anualmente TWAS elige a los investigadores más destacados en nueve campos de la ciencia para promover la capacidad científica y la excelencia en los países en desarrollo. La distinción será entregada en 2019 durante la reunión anual de la Academia, con sede en Trieste, Italia.

“Estoy realmente muy contenta por este premio de carácter internacional en un área tan competitiva como son las ciencias de la ingeniería”, le dijo a PERFIL Zaritzky, profesora de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata, y la única mujer ganadora del premio TWAS de este año. “Comencé a estudiar ingenieria en 1967 y egresé en 1971. Tenía 20 años cuando me recibí de ingeniera química. En esos años, mi curso era de unos cien alumnos y solamente cuatro éramos mujeres. Afortunadamente, hoy hay muchas más alumnas mujeres en ingeniería química”, sostuvo.

 

Zaritzky recibió el premio por sus contribuciones científicas y tecnológicas en ingeniería de alimentos y medioambiente: “Siempre me gustaron las materias como física, química y matemáticas; por eso elegí la carrera. Hoy, después de 47 años de profesión me sigue gustando”.

“Las autoridades deben saber que invertir en ciencia no es un lujo sino una necesidad”

Para la ingeniera, la ciencia y la tecnología son pilares para el desarrollo de un país. “Las autoridades que financian la investigación científica y tecnológica deben tener en cuenta que invertir en estas actividades no es un lujo sino una necesidad. Si los jóvenes becarios y los investigadores se van de nuestro país buscando horizontes más favorables, se pierde mucho esfuerzo de formación académica que tarda muchísimos años en recuperase y eso es contraproducente para el país”, opinó.

Contexto. Otro de los ganadores del premio TWAS 2019, en ciencias de la agricultura, fue Esteban Jobbagy, investigador del Conicet en el Grupo de Estudios Ambientales del Instituto de Matemática Aplicada de San Luis. “Mi trabajo se centra en comprender cómo las plantas y lo que hacemos con la tierra afecta al ciclo del agua. Eso va desde mirar la superficie de la tierra con satélites hasta cavar pozos en el campo para seguir los movimientos del agua de las napas. Por ejemplo, estudio cómo el tipo de agricultura que implementamos influye sobre las inundaciones, también cómo se pueden tomar mejores decisiones agrícolas para aprovechar más eficientemente el agua y prevenir anegamientos y el deterioro de los suelos por salinizacion”, explicó Jobbagy.

 

“Este premio me da ánimos para seguir trabajando y apoyando a un grupo cada vez más grande de compañeros del laboratorio (investigadores, técnicos, becarios) y fomentando las interacciones con productores agropecuarios, en un contexto científico difícil como el que vivimos en estos años en Argentina, con la financiación muy acotada y con pocas señales de que eso mejore”, agregó.

Por último, TWAS también premió a Alejandro Schinder, director del Laboratorio de Plasticidad Neuronal en la Fundación Instituto Leloir, por su contribución fundamental a la comprensión del desarrollo, integración y función de las neuronas recién generadas en el cerebro adulto.

“Encontramos que un circuito muy particular de células nerviosas, denominadas ‘interneuronas gabaérgicas’, es el responsable de activar el desarrollo de las neuronas nuevas, y también de captarlas e integrarlas a los circuitos del hipocampo, donde contribuyen a completar los procesos de aprendizaje”, explicó Schinder. “Si ese circuito está activo, las neuronas nuevas se enganchan rápidamente. Pero si queda apagado, esto no ocurre”, concluyó.

 

Designan nuevos miembros

Además de otorgar el premio TWAS 2019 a tres científicos argentinos, la Academia Mundial de Ciencias designó a 46 nuevos miembros y, entre ellos, a dos investigadoras del Conicet: la doctora en química Marta Litter y la doctora en física Cristina Mandrini. Litter es jefa de la División de Química de la Remediación Ambiental de la Comisión Nacional de Energía Atómica, investigadora superior del Conicet y profesora titular de la Unsam. Es autora de más de doscientos artículos en revistas científicas internacionales con reconocimiento de pares. Entre otras distinciones, sus trabajos le valieron el Premio Mercosur de Ciencia y Tecnología en 2006 y 2011.

Mandrini es directora del grupo de Física Solar del Instituto de Astronomía y Física del Espacio (Conicet-UBA). Ha contribuido al desarrollo de un método novedoso para calcular la ubicación de la liberación de energía magnética en la atmósfera solar. Se ha aplicado con éxito a modelos basados en observación de fenómenos solares activos e inactivos que determinan dichas ubicaciones de manera inequívoca, así como las características del campo magnético. Miembro de la Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, recibió el Premio Jorge Sahade, el Premio a la Excelencia Académica y el Premio a la Trayectoria Profesional.

Fuente:  Pagina12

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s