Los temas de la semana en el Consejo Federal Pesquero

Posted on

Ayer se llevó a cabo una nueva reunión en la que se trataron temas administrativos relativos a la falta de explotación de merluza de cola y justificaciones de inactividad con historias complicadas. También se resolvió aumentar la captura de centolla para un barco y se estableció la CMP de vieira en dos unidades de manejo.

En la reunión del jueves del Consejo Federal Pesquero los consejeros debieron tomar decisiones respecto de la falta de justificación de la cuota de merluza de cola a solicitud de la empresa Pespasa, que considera que la CMP de la especie es excesiva atento el estado del recurso. También tomaron vista del informe de vieira para las unidades de manejo F y G que no reportan un buen pronóstico, debiendo vedarse una porción importante. Las justificaciones de inactividad que trataron se llevaron buena parte del acta, dado que especialmente una de ellas, la del barco Galemar, tiene una historia cargada de conflictos entre el propietario de Pez Luna, Jorge Calvo y Francisco Barillari. Finalmente se aprobaron las transferencias de cuota de merluza hubbsi de seis barcos, cuatro de ellas propiedad de Giorno que pasaron a otras manos por cambio de titularidad.

El Grupo Newsan pidió le devuelvan su cuota de merluza de cola
A través de una de las empresas del Grupo, Pespasa, que administra el buque Echizen Maru, Newsan intentó que el Consejo Federal Pesquero reviera la decisión adoptada el año pasado respecto de la extinción del 3,58% de su cuota de merluza de cola. Argumentó que considera que la CMP de esa especie en los últimos años estuvo “por encima de valores razonables y que la empresa captura primero el 100% de la cuota de merluza negra para después dedicarse a la captura de merluza de cola, por razones de rentabilidad”.

Pero desde el Consejo consideraron improcedentes los argumentos presentados, señalando que la Captura Máxima se establece mediante recomendaciones del INIDEP y que en ningún momento la empresa presentó algún reclamo al respecto; que por otra parte otras empresas no han tenido inconveniente en capturarla y que las razones esgrimidas sobre la elección de otra especie por cuestiones de rentabilidad no la eximen de sus obligaciones de capturar el mínimo establecido por el régimen de cuotificación. Además indicaron que la empresa no presentó la solicitud de justificación para los años 2016 y 2017 en su debido momento. De esta manera reafirmaron su decisión de extinguir el porcentaje indicado de su cuota de merluza de cola.

Los argumentos esgrimidos por el Consejo Federal Pesquero se ajustan a la normativa vigente y por lo tanto son absolutamente válidos. Lo que no se entiende es por qué con argumentos similares a los presentados por la empresa, semanas atrás aprobaron la eximición de apercibimiento por falta de explotación de cuota que establece el Régimen de Cuotificación para los próximos dos años para esta misma especie permitiendo su devolución. Lo mismo que, por otra parte, han hecho con la merluza hubbsi.

Autorizan aumentar la captura de centolla
La firma Crustáceos del Sur solicitó el aumento del límite de captura de centolla vigente para su buque Chiyo Maru Nº 3, siendo que está próximo a completar el límite impuesto en 165 toneladas para su zona de operaciones, antes de que se dé por finalizada la temporada de pesca prevista para el 31 de marzo.

Se solicitó opinión técnica al INIDEP y la respuesta fue positiva: indicaron que de acuerdo con los datos recolectados por los observadores a bordo desde el comienzo de la actividad comercial del buque en julio de 2017, se cuenta con información de esa nueva zona de pesca de un año completo, lo que ha permitido describir en forma preliminar la dinámica poblacional al sur del paralelo 52° S y proponer pautas de manejo precautorias para su explotación. A la vez señalaron que “se requiere de un mayor volumen de datos para definir con mayor exactitud el período de muda de la fracción comercial y el período de veda”, por lo que consideraron apropiado ampliar el límite en 30 toneladas.

Las condiciones impuestas fueron que el barco debe contar de forma obligatoria con observador a bordo; deben realizarse dos muestreos diarios; tiene que registrarse el contenido de carne y cualquier otro dato relevante referido al estado de los ejemplares procesados; deben enviar la información diariamente por mail para generar un monitoreo en tiempo real. Por otra parte el barco estará obligado a cambiar de cuadrante cuando el porcentaje en las muestras de machos de talla comercial, mudando o mudados, exceda el 30%; y si esos valores se mantiene durante cinco días consecutivos se procederá al cierre de la pesquería.

Establecen captura de vieira en dos unidades de manejo complicadas
Las investigadoras del INIDEP presentaron un informe de evaluación de biomasa de vieira patagónica en las unidades de manejo F y G, realizando recomendaciones de captura para 2019.

A partir de los datos de campaña en estas dos áreas surgió que existen en ambos bancos áreas en las que predominan, en número, ejemplares de talla comercial, y subáreas con predominio de ejemplares de tallas no comerciales y/o con baja densidad de ejemplares, para las que el Instituto recomienda el cierre a la pesca.

Si bien el informe presenta diferentes alternativas de extracción en estas unidades de manejo durante 2019 y se recomienda aplicar un criterio precautorio, solo un escenario fue presentado en el acta y es el que terminaron aprobando.

Para la Unidad de Manejo F se fijó una CMP de 6.387 toneladas y la prohibición de captura en la Subárea F1; prohibición de captura en la Unidad de Manejo G, con excepción de las subáreas G1 y G2 donde se podrá extraer un máximo de 304 toneladas en la primera y 210 toneladas en la segunda.

El proyecto fue aprobado por unanimidad pero se dejó sentado que “la presente medida podrá ser revisada por el CFP y, de ser necesario, complementada o modificada a partir de la información y las recomendaciones del INIDEP y otras fuentes de información”.

Justificaciones de inactividad y la historia del Galemar
El buque Galemar de la firma Pez Luna logró una nueva justificación de inactividad. El barco realizó su última marea en diciembre de 2008 desde entonces y hasta 2017 por un litigio con la empresa Barillari de la que fue socia, el propietario del barco se vio impedido de realizar reparaciones y hasta debió enfrentar una causa judicial por inscripción apócrifa que dilató por años las posibilidades de volver a navegar.

Recién en marzo de 2015 logró tomar posesión del buque mediante una medida judicial y comenzó con las tareas de reacondicionamiento general; y según consta en actas, presentó la documentación respaldatoria de las reparaciones que realizaría. “Esperando retomar las actividades el segundo semestre del corriente año”, señala el documento.

Pero poco tiempo después “Luis Leonardo Barillari, invocó ser presidente de la firma Pez Luna, otorgando un acto inexistente a favor de un tercero, sin contar con documentación probatoria que lo respaldare, lo cual generó el rechazo del juez de comercio” y los impedimentos para reparar el barco comenzaron nuevamente.

La jugada de Barillari en medio de una puja por quedarse con el barco generó que el verdadero propietario se viera impedido de registrar el barco hasta que en marzo de 2018, mediante una resolución judicial, se autorizó la movilización del buque para el ejercicio de tareas de pesca. Sin embargo continuaron los problemas para matricular el buque, dado que se encontraba afectado por la inscripción errónea de un contrato de locación apócrifo en los registros de  PNA.

“Recién a partir del dictado de la medida cautelar se permitió la salida del buque a pescar y se encontró en condiciones jurídicas de explotar comercialmente el buque”, señala el Acta 7/19 en la que evaluando la historia del buque, digna de una novela, se decidió por unanimidad justificar la falta de operaciones del barco Galemar hasta la fecha. Ahora el propietario cuenta con 180 días, que seguramente serán los últimos, para ponerlo en operaciones.

Otros dos barcos, con menos conflictos y tiempo de inactividad, que lograron la justificación fueron el Rasmus Effersoe y el Sirius II.

El Chiarpesca no logró recuperar su permiso
No corrió con la misma suerte la empresa Shipka en su solicitud de revisión de extinción del permiso de su barco Chiarpesca 56 que estuvo sin operar desde el año 2015 por decisión de su locataria Apolo Fish. Los propietarios indicaron como argumento que no estaban en conocimiento de que quienes alquilaban el permiso no presentaban las justificaciones de inactividad; pero desde el Consejo entienden que el locador debe tener un seguimiento de su buque y que atento a que el barco había estado inactivo por tres años deberían haber actuado en consecuencia. Rebatiendo cada uno de los argumentos esgrimidos por ambas empresas el Consejo decidió no hacer lugar a la solicitud de reconsideración y se ratificó la decisión de extinguir el permiso.

Transferencia definitiva de cuota de merluza hubbsi
La empresa Giorno transfirió de forma definitiva, por cambio de titularidad, la cuota de merluza de cuatro barcos: la del Mellino VI pasará a manos de Baldino e hijos SA; la del Iglú I a Chatka Patagonia; la del Margot a A.B.H Pesquera y la del Don Antonino pasará a estar en poder de la Escalerona SA. Por otra parte se transfirió la cuota del buque San Cayetano a favor del buque Mariela, el primero propiedad de Patagonia & Co y el segundo de Agliano SA; y la cuota del Don Miguel, de Latitud 38 Sur, se transfirió al barco Antonino, también de la familia Agliano.

Fuente: Revista Puerto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s