Allanan Andesmar para saber si hay más estafas con tarjetas en Caleta Olivia

Posted on

Esta mañana, la Policía inició un operativo de allanamiento en la oficina de la empresa Andesmar, ubicada en la Terminal de Ómnibus de Caleta, para saber cuál es el modus operandi de encargado y empleados en la venta de pasajes, tras la denuncia que realizó una mujer por estafa con tarjetas de débito.

 

 

Según informó el comisario Maximiliano Moreno, jefe de la Seccional Cuarta de Policía, esta actividad se realiza a instancias del Juzgado 2 local, a cargo del magistrado Gabriel Contreras.

La acción judicial proviene de una denuncia que realizó la vecina Patricia Jáimez, quien acusó que en Andesmar estafaron a su madre, Estela Sánchez, ya que ésta compró un pasaje con una tarjeta de débito, y que en lugar de devolverle la misma, el encargado o empleado le entregó otra, cuyo propietario era un desconocido.

El tema no terminó ahí, ya que después la damnificada observó en el resumen de cuenta que le habían usado la tarjeta de débito propia para compras de otros pasajes.

¿Tarjetas truchas, tarjetas mellizas, cambio de tarjetas a clientes? Esos son los interrogantes a develar por la Justicia.
“Se convocó al encargado. Y esperaremos el resultado”, expresó el comisario en declaraciones al programa “La Opinión en Radio” (FM San Jorge).

Otro dato llamativo es que, según el comisario, este es el segundo hecho que se registra en esta empresa de colectivos de larga distancia, en la misma oficina de Caleta.

Cabe recordar que la denunciante comentó que en esta agencia caletense de Andesmar, se vendieron varios pasajes en 7 horas y se los debitaron a su cuenta.

Jáimez había contado que, durante el mediodía del pasado sábado, su progenitora adquirió un pasaje y lo pagó con su tarjeta de débito del Banco Santa Cruz. “El señor le devolvió la tarjeta, pero cambiada. Ella no se dio cuenta y la guardó, confiada. A las 8 de la noche, cuando quiso pagar en otro comercio, la empleada que le cobraba le dijo que esa tarjeta estaba a nombre de un hombre, y que el sistema le decía que era ‘inexistente’.

Jáimez está convencida que el intercambio de tarjetas fue adrede, con el objetivo de cobrar pasajes en efectivo y pagarlos con el débito de su mamá. “Justo había cobrado la jubilación, por lo que le estaban robando el sueldo”, sintetizó.

Luego expresó, que el extracto bancario demuestra que los débitos se sucedieron de la siguiente manera: “una compra a las 14 Hs., de 1000 pesos, otra compra a las 16 Hs., de 6800 pesos; otra, a las 17 Hs., de 6100 pesos; y así. En total sumaban entre 14 y 16 mil pesos”.

Fuente: La Opinion Austral

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s