Sin actas del CFP en un momento clave

Posted on

Por segunda vez consecutiva el Consejo Federal Pesquero sesionó sin dejar registro de lo acontecido durante las reuniones. Se habló de langostino, se presentó el informe de campaña y del inicio de la temporada al norte. También tocaron el descarte de merluza pero no se labraron las actas.

Por primera vez desde su creación el CFP no emitió actas durante dos reuniones consecutivas. Las discusiones giraron en torno al langostino, los resultados de la campaña de evaluación que requieren de la adopción de medidas para evitar la sobreexplotación, se barajó la idea de retrasar el inicio de la temporada en aguas de la Nación y se levantó el tono a la hora de hablar sobre la actividad de la flota langostinera en el sector norte. Ante la falta de acuerdo sobre las medidas que se deben adoptar para no llevar a una situación de riesgo tanto al langostino como a la merluza, los consejeros decidieron ocultar la información y no resolver nada respecto del manejo de las principales pesquerías del Mar Argentino.

Sin plan de Manejo la administración de los recursos queda al libre albedrío de la autoridad de aplicación y por lo que se sabe a través de los informes científicos no lo están haciendo bien. No se cuenta con cobertura de observadores para la flota fresquera que opera dentro de la veda,  el cuerpo de inspectores está desarticulado y no se implementó el sistema de vigilancia por cámaras. Además, las recomendaciones científicas son ignoradas por la mayoría de los consejeros incluido su presidente, el subsecretario de Pesca Juan Bosch.

El resultado del mal manejo de los recursos comienza a tener consecuencias, por ejemplo en el descarte, que aumentó de forma considerable en la flota merlucera y en la langostinera, especialmente durante la etapa final de la temporada en aguas nacionales. También el aumento constante del esfuerzo pesquero sobre el langostino es considerado por los especialistas como una de las razones por las que se observa una disminución de la biomasa y retraso en el proceso reproductivo del crustáceo.

A la vez en este año se aumentó la presión al norte del paralelo 42º S y los barcos han completado cuatro viajes en una zona delicada para la merluza y con una fuerte presencia de hembras maduras de langostino.

Durante el encuentro del jueves pasado los consejeros recibieron a los investigadores del Programa Langostino del INIDEP, quienes les presentaron los informes de la campaña de marzo en el Golfo San Jorge y el inicio de la temporada al norte del paralelo 42º S.

Sobre esos temas calientes hablaron los consejeros en las dos últimas reuniones pero no han publicado las actas, negándose la posibilidad a los administrados de conocer cuáles son las medidas que se van a adoptar para evitar los descartes y la sobreexplotación del reclutamiento del langostino, como así también cómo se piensa controlar el aumento del esfuerzo pesquero en el sector norte.

De haberse publicado el acta se tendría que haber brindado un detalle de ambos informes y los consejeros se habrían visto en la obligación de plasmar en ese documento las medidas a tomar, que no son otras que las que ya fueron expuestas por los investigadores en más de una oportunidad: reducir el esfuerzo mediante algunas de las herramientas con la que cuenta la autoridad de aplicación.

De todos los recursos con que se cuenta para reducir el esfuerzo (limitar la pesca efectiva a los cupos otorgados; no permitir el ingreso de más barcos a la pesquería a través de reformulaciones, uso de artes de pesca selectivos, limitar los cajones, etc.) solo barajaron la posibilidad de iniciar un mes más tarde la temporada de pesca en jurisdicción de la Nación (menos días de pesca).

Sin embargo, ni siquiera habrían logrado acordar en eso y ese sería uno de los motivos por los cuales la reunión finalizó sin acta. Otro de los motivos habría radicado en la fuerte discusión que generó la intensa actividad de la flota langostinera en el sector norte  que se está dando desde hace un mes.

El Representante de Río Negro pidió el cierre de la pesca dado que los datos presentados por el INIDEP daban cuenta de que las capturas están compuestas en un 60% por hembras impregnadas y maduras, pero la propuesta fue rechazada de plano por la mayoría. Si bien aún no hay información científica que lo avale, Jorge Bridi sostiene que el langostino que se captura en la zona externa del Golfo San Matías pertenece al mismo stock que en unos meses se podría capturar en aguas provinciales.

Tampoco tuvieron en consideración los consejeros la salud de la merluza del stock norte, a pesar de que uno de los presentes puso sobre la mesa el dato de un 25% de bycatch. Tan solo la necesidad de corroborar este dato habría ameritado tomar alguna medida para evitar poner en peligro la merluza, sobre todo cuando el aumento de la presión pesquera en esa zona, comparado con igual período del año pasado, es significativo: el número de barcos es 74% superior.

Recordemos que este stock de merluza llegó a niveles tan bajos que se consideró sobreexplotada y solo a partir de una disminución del esfuerzo se logró recuperarla a niveles que todavía no son considerados de equilibrio.

“Entre 1986 y 2012 cayeron tanto la biomasa total como la reproductiva un 88% y a partir de ese año hasta 2017 se produce el aumento por una baja significativa de la presión pesquera. Esto ocurrió por la concentración de la cuotificación y porque tenemos otra clase de regulaciones.  Pero a pesar del incremento de la biomasa (79%), continúa muy por debajo de los puntos biológicos de referencia, sigue en una zona de peligro. Ahora, si se mantiene este nivel de esfuerzo más otras medidas que se podrían tomar, se puede pensar en una recuperación a futuro”, señalaron las biólogas del Programa Merluza y Fauna Acompañante del INIDEP a REVISTA PUERTO (Ver “Se necesita un plan de manejo de merluza”).

Sobre estos temas discutieron los consejeros sin lograr ponerse de acuerdo, tomando como única medida concreta no labrar un acta para evitar quedar expuestos, algo que, como todos saben, es mucho más importante que administrar los recursos de forma responsable.

Fuente: Revista Puerto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s